A la contra

¿70% o valdría algo menos?

11.02.2021 | 00:48
Voluntarios de Cruz Roja se preparan para el traslado de grandes dependientes en Navarra.

Como Navarra esta 3ª ola por ahora no está sufriéndola en la medida en la que la sufren en otros lugares –en esta competición idiota que ha habido más entre políticos que entre la gente–, Navarra Suma está yendo desde hace semanas por la vía de la vacunación. Como no puedes dar mucha cera con incidencias, ni hospitalizados, pues vamos a ver si la damos por el número de dosis administradas. Ser oposición es esto, en todo caso. Ahora que Navarra ya está en niveles de porcentajes de dosis administradas sobre las recibidas muy altos y con tasas de vacunas por 100.000 habitantes superiores a la media española, Esparza sube la apuesta y le suelta a la cara al PSN que vale de triunfalismos –el PSN es experto en triunfalismos, dicho sea de paso– y que no se va a cumplir el objetivo de un 70% de la población vacunada para verano. Bueno, imagino que no es pecado mortal si escribo que habrá personas –algunas– en la oposición a las que no les desagrada ni siquiera en una pandemia lo de que cuanto peor mejor. No que muera gente, no, pero sí que Navarra fuese la última en tal baremo, que fuese fatal en tal otro, que todo fuese un desastre, vamos. De sobra es sabido que las dosis de vacunas que llegan a Navarra lo hacen vía España –ese ente que tanto ama Navarra Suma– y que a España llegan vía Europa. Si Israel vacuna más es porque Israel paga a doblón cada dosis y si las farmacéuticas no han cedido la patente y no sirven a todos por igual es por la ley del mercado que tanto gusta a Navarra Suma. Yo estaría encantado de que nacionalizasen a Pfizer, pero igual a Esparza le parece mal. Dicho eso, hagan cuentas también: los mayores de 50 años suponen el 40% de la población navarra. Los mayores de 40, el 56%. Si para verano están vacunados esos y los que por razones laborales y sanitarias menores de 40 haya sido obligado, habremos dado un enorme paso parcial. Pese a quien pese.