“Sabíamos que íbamos a jugar como en casa”

roberto torres | el de arre, al igual que sus compañeros, reconoció que el punto no es malo porque “no hemos estado del todo bien”

09.02.2020 | 07:15
Roberto Torres trata de zafarse de la presión de dos rivales.

alcorcón - Al término del encuentro, los jugadores de Osasuna dieron valor al punto conseguido al mismo tiempo que reconocieron que no realizaron su mejor partido.

El cuadro rojillo pudo haberse llevado la victoria si Roberto Torres hubiera acertado con la última ocasión del encuentro. El de Arre, en primera persona, comentó una acción en la que "la verdad que tenía esa intuición y en ese segundo entre que tiro y le llega al portero yo la veo dentro. El portero me ha dicho luego que se la ha encontrado. Otros días he tenido esa pizca de suerte y hoy no ha podido ser".

El ayer capitán analizó un encuentro en el que "a priori veníamos a ganar porque sabíamos que ganar hoy era certificar el ascenso. Viéndolo ahora el punto puede ser bueno porque no hemos estado del todo bien".

Sobre la afición, Torres valoró que "se acaban los calificativos. Sabíamos que íbamos a jugar en casa por el ambiente y es una pena no haber ganado".

Sobre el empate, Juan Villar admitió que "siempre hemos dicho que de aquí al final lo importante es puntuar. Veníamos a un campo difícil, por cómo juegan ellos y por cómo iba a estar el campo. Hemos sacado un punto y tenemos que seguir sacando puntos de aquí al final".

Preguntado por las condiciones climatológicas y el estado del césped sobre el que se desarrolló la contienda, el onubense señaló que "hacía bastante calor, había una temperatura diferente con Pamplona, creo que hemos dado todo lo que teníamos, hemos sacado un punto y nos vamos contentos".

En la misma línea estaba Rober Ibáñez, que incidió en que "el campo nos ha perjudicado un poco porque estaba seco, se quedaba el balón atrás... No es una excusa, pero hemos sacado un punto importante y al final nos hemos podido llevar los tres, aunque hemos generado muy pocas ocasiones en el partido".

Por su parte, Luis Perea, que no pudo acabar el partido y tuvo que ser sustituido, relató la jugada, en la que "he recibido un pisotón, me dolía el ligamento pero he intentado aguantar. Al final he tenido que pedir el cambio".

Por último, Brandon Thomas remató que descansar la semana que viene porque a Osasuna le correspondería enfrentarse al Reus, descalificado al término de la primera vuelta de la competición, "puede venir bien para que la gente que está un poco tocada se recupere y afrontar los últimos partidos con la misma ilusión que siempre".