Un joven de 27 años pacta dos años de cárcel por robar tres tangas a su vecina

09.02.2020 | 14:34
Imagen de archivo de ropa femenina.

valladolid- El acusado de entrar en una vivienda de Peñafiel para sustraer tres tangas en septiembre de 2018 aceptó ayer una condena de dos años de cárcel, en lugar de los cuatro que inicialmente solicitaba el Ministerio Público. La sentencia de conformidad alcanzada evitó la celebración del juicio previsto en el Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid, si bien la comparecencia del encausado se desarrolló en medio de un gran despliegue de medios de comunicación, circunstancia que motivó el enfado del joven, que incluso se mostró reticente a entrar en la sala. Finalmente, el procesado, que vestía ropa deportiva y gorra, llegó a la sala de vistas con la cremallera de su cazadora roja subida hasta arriba y ocultando incluso su cabeza dentro de la prenda.

El encausado, por su propia conformidad, aceptó una condena de dos años de prisión por un delito continuado de robo con fuerza en las cosas y casa habitada, con las atenuantes de reparación del daño y alteración psíquica por consumo de drogas. Además, consignó 400 euros antes del juicio por el valor de las bragas. El acusado por estos hechos no llegará a ingresar en prisión al carecer de antecedentes penales, aunque sí se le ha aplicado una medida de alejamiento del domicilio de la víctima, inicialmente fijada en 200 metros. "Quiero aclarar que no conocía a la persona a la que he hecho daño", declaró el joven peñafielense.