LA CUMBRE DE biarritz

IUN califica de “obscena” la cumbre del G7 y llama a “la rebelión pacífica”

Alerta de que la reunión pretende consolidar “un modelo que genera pobreza, exclusión y violencia”

10.02.2020 | 00:48
Isabel Salud, Maite Mola y Marisa de Simón, ayer en la sede de Izquierda Unida de Navarra.

pamplona - La coordinadora general de IU en Navarra (IUN), Marisa de Simón, calificó de "auténtica obscenidad" la reunión que el G7 mantendrá en Biarritz del 24 al 26 de agosto por ser una escenificación de "búsqueda de soluciones a los dramas mundiales cuando la realidad es otra", y animó a la ciudadanía a participar y "rebelarse de manera pacífica" en la contracumbre organizada en Irun desde hoy hasta el sábado. En ella, hay programados coloquios, debates, charlas, asi como una manifestación desde Hendaia a Ficoba, el sábado a partir de las 11 de la mañana.

De Simón compareció en rueda de prensa junto con la vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, Maite Mola, y la coordinadora general de Ezker Anitza Euskadi, Isabel Salud.

"Esta cumbre con tanta ostentación y tanta pompa es una auténtica obscenidad", denunció De Simón, tras lamentar que "mientras continúan produciéndose dramas humanos" como el del Open Arms, siete países del mundo (EEUU, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) se reúnen para consolidar un "modelo capitalista, brutal y depredador que genera pobreza, exclusión, represión y violencia".

"DISFRAZADOS DE BUENISMO" A su juicio, "la realidad es que estos líderes mundiales se reúnen para rubricar lo que ya tienen acordado: nuevas formas de desarrollo de su sistema depredador, que se basa en el enriquecimiento de unos pocos a costa de la explotación, empobrecimiento y agresión a esa mayoría social".

"Esto lo hacen en una escenificación disfrazada de buenismo, paternalismo y búsqueda de soluciones a los dramas mundiales cuando la realidad es totalmente otra", añadió De Simón, quien defendió que "otro mundo es posible", basado en la justicia social.

Por su parte, Mola recordó que el G7 "ni siquiera representa a las mayores potencias económicas del mundo actual, sin China, India y Rusia" y apostó por que "la ONU fuera un G-195". "Deberían ser los 195 los que tomen decisiones respecto a su futuro, y no 7", consideró.

Igualmente, se mostró especialmente preocupada por la cuestión del Open Arms, antes de criticar el "nefasto papel de la Unión Europea" en esta crisis.

También Isabel Salud rechazó la esencia del G7. "Lo único que pretenden es una reunión para coordinar sus políticas basadas en la desigualdad social, laboral y de género", subrayó.

Salud remarcó que esta cumbre va a suponer un gran "perjuicio para la ciudadanía" porque esta va a ver recortados sus derechos de "libertad de expresión y manifestación".

En esta línea, Unidas Podemos anunció que se suma a la contracumbre con la participación de los cuatro diputados de su marca en la CAV -Elkarrekin Podemos- en el Congreso: Juantxo López Uralde, Pilar Garrido, Roberto Uriarte y Miren Gorrotxategi. - D.N./Agencias

noticias de noticiasdenavarra