Navarra Suma se descuelga y empieza la oposición a los Presupuestos

Esparza acusa al Gobierno de "engañar", pregunta si le avergüenza su pacto con Bildu y critica las Cuentas

12.11.2020 | 01:01
Navarra Suma se descuelga y empieza la oposición a los Presupuestos

pamplona – La mano tendida para los Presupuestos de la que presume Navarra Suma brilló ayer por su ausencia. La derecha, que hasta el lunes sostenía que mantendrá hasta el final su oferta de abstenerse en la votación de las Cuentas siempre que se excluya a EH Bildu de las negociaciones, dio un giro y ayer criticó que el Gobierno de Navarra nunca ha tenido en cuenta las aportaciones de Navarra Suma y que, por lo tanto, no ha llegado a existir una negociación presupuestaria entre ellos. Por esa razón, Javier Esparza pidió al Ejecutivo que no engañe y asuma que tienen un pacto con EH Bildu. Una declaración que coloca a la derecha en la antesala de romper la baraja y empezar la oposición frontal a las Cuentas para 2021, y que evidencia que su oferta –interpretada certeramente como una trampa desde el comienzo por Chivite, Barkos y Buil– buscaba precisamente poder echarle en cara al Gobierno un acuerdo progresista con EH Bildu.

"El Gobierno no ha negociado con Navarra Suma partidas para los Presupuestos Generales de la Comunidad de 2021, que no recogen partidas de Navarra Suma, así que el Gobierno no engañe a la sociedad", publica la agencia Europa Press, que se hace eco de la respuesta a las palabras del vicepresidente Javier Remírez por la mañana, y en las que decía que había habido "diálogo abierto".

"Si el Gobierno ha dicho que están negociando, con nosotros no están negociando, estarán negociando con EH Bildu. Que lo digan abiertamente, que parece que se avergüenzan", añadió Esparza, con una dialéctica muy lejos de la mano tendida y buena voluntad de semanas anteriores que se enmarca claramente en una estrategia de oposición.

"NO HA HABIDO NEGOCIACIÓN" De hecho, Esparza se pregunta "si el Gobierno se avergüenza de lo que esta haciendo y miente, ellos sabrán por qué, pero no ha habido ninguna negociación concreta de partidas con Navarra Suma y, por tanto, el Presupuesto no recoge las partidas de Navarra Suma".

En esta línea, Esparza asegura que su grupo entregó al Gobierno "en la primera reunión que tuvimos un documento base sobre el cual no ha habido negociación concreta alguna". "Yo ya advertí a la consejera de Hacienda en la última reunión que mantuvimos el 3 de noviembre que no íbamos a permitir que se engañara a los ciudadanos, y le dijimos a la consejera que si querían negociar partidas concretas en profundidad para intentar llegar a un acuerdo estábamos dispuestos a negociar nuestras prioridades y partidas dentro del Presupuesto, siempre que no hubiera pacto con Bildu", indicó, en lo que suena ya a pretexto para poder ir justificando su ruptura de la baraja.

Sintomática es la última reflexión del portavoz de la derecha. Enrocado en el mantra del Gobierno mentiroso, Esparza subraya que "no se puede mentir de esta forma, un Gobierno que miente de esta manera no es de fiar, no genera confianza, llegaron mintiendo y siguen mintiendo". Palabras que evidencian que la actitud de Navarra Suma ha cambiado y que se ha descolgado de la negociación presupuestaria de forma definitiva.