La reorganización de las residencias permitirá llegar hasta 3.000 plazas y priorizará la elección de los usuarios

El Gobierno incrementa en un 19% el presupuesto para plazas concertadas y unifica el concurso
Plantea un acuerdo marco para mejorar las condiciones laborales e incluye nuevos servicios

08.02.2020 | 19:02
Dos ancianos salen de una residencia para la tercera edad en Pamplona.

pamplona - El Departamento de Derechos Sociales, por medio de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las personas, ha aprobado un acuerdo marco dividido en tres lotes para la selección de entidades que presten servicios, de hasta 3.000 plazas de atención residencial, hasta 200 plazas de estancia diurna y hasta 800 plazas de servicios de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia para personas mayores en esta situación, de acuerdo con las consignaciones presupuestarias de cada año hasta la finalización del acuerdo marco.

Este acuerdo fue presentado ayer en rueda de prensa por el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, acompañado de la directora gerente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas (ANADP), Inés Francés, y el subdirector de Gestión y Recursos de la ANADP, Carlos Arana.

Durante el año 2018, el Departamento de Derechos Sociales tenía concertadas 1.708 plazas residenciales, de ellas 1.615 dentro del programa ResideN, distribuidas en 47 centros, con un presupuesto de 39.071.780 euros.

Para el año 2019, en el que se prevé aumentar el número de plazas concertadas por el total de la consignación presupuestaria y cuya cifra final dependerá del módulo de las plazas ofertadas, el presupuesto para el acuerdo marco es de 46.501.482 euros (un crecimiento anual del 19%). De esta cantidad, 44.810.480 euros están destinados a plazas residenciales, con un incremento del 14,69% respecto al año 2018; 625.694 euros para estancias diurnas (que dan lugar a 66 plazas); y 1.065.307 euros para programas de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia (800 plazas).

Para el conjunto del periodo, el acuerdo marco contempla un valor estimado máximo IVA excluido, de 330 millones, de los cuales 7,8 son para plazas de estancia diurna en residencias, y 5,8 para servicios de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia.

La duración de este acuerdo será de dos años, con la posibilidad de prórroga de hasta otros dos. Asimismo, sustituye al actual programa ResideN, previendo la incorporación al mismo de todos los centros que hayan finalizado el contrato bajo dicho programa, los que lo finalicen a lo largo del año 2019 y de los centros que no tienen plazas concertadas. De esta forma, la fecha de finalización de todos los contratos derivados del acuerdo marco será la misma, corrigiendo así la disfunción que suponía en el programa ResideN que cada contrato tuviera diferente fecha de finalización.

novedades Una de las novedades principales del nuevo sistema es la relevancia del papel que tiene la persona usuaria en la elección de centro residencial, ya que será ella la que decida el centro residencial en función de las plazas disponibles en su área de residencia.

Así, las entidades titulares de centros residenciales podrán ofertar y poner a disposición del Departamento de Derechos Sociales las plazas que consideren dentro del límite de las plazas autorizadas, sin que ello suponga la obligación de concertar por parte del Departamento, que lo hará en función de la demanda y elección de las personas usuarias. De esta manera se pretende corregir el desequilibrio territorial entre la oferta de plazas públicas y la demanda de plazas garantizadas.

También es novedoso cómo se ha realizado el cálculo del precio de la plaza y los módulos (precios/plaza) resultantes para el que se han tenido en cuenta los convenios colectivos aplicables a los centros, el ratio de personal y el porcentaje de personas usuarias dependientes y no dependientes de cada uno de los centros residenciales. Teniendo en cuenta estas tres variables se establecen nueve módulos diferentes, de forma que las entidades conocen de antemano el que les corresponde.

Con este sistema el Gobierno foral pretende mejorar el servicio recibido por las personas usuarias ya que, de un lado, se exige y fomenta un mayor número de horas de atención directa por usuario. Con el nuevo acuerdo marco se ofrece una atención integral a las necesidades básicas, terapéuticas, de rehabilitación y socioculturales de las personas mayores. Para ello se exige que haya al menos dos personas de atención directa por la noche, y se incrementa la atención de 642 horas por persona usuaria, dependiente y año, hasta las 700 horas.

Por otra parte, el nuevo acuerdo marco incentiva la aproximación de sueldos entre los trabajadores con el mismo perfil profesional que trabajan en diferentes centros, con el fin último de avanzar hacia un precio de concertación único para toda Navarra.

De esta manera, el modulo mensual de plaza residencial para persona con reconocimiento de dependencia oscila entre un mínimo de 1.668,38 euros y un máximo de 2.391,67, y para personas sin reconocimiento de dependencia, desde 1.268,32 euros a 1.643,59. Estos módulos suponen respecto a los contratos realizados bajo el programa ResideN un incremento entre un 10% y 15% de media. Para las plazas de atención diurna, en cambio, el módulo mensual oscila entre un mínimo de 566,75 y 812,45 euros.

la cifra

46,5

El presupuesto para el acuerdo marco para 2019 es de 46.501.482 euros (un crecimiento anual del 19%). De esta cantidad, 44.810.480 euros están destinados a plazas residenciales, con un incremento de un 14,69%; 625.694 euros para estancias diurnas (que dan lugar a 66 plazas) y 1.065.307 euros para programas de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia (800 plazas).

Módulos

Precios/plaza. El modulo mensual de plaza residencial para persona dependiente oscila entre 1.668,38 y 2.391,67 euros, y para personas sin dependencia, desde 1.268,32 euros a 1.643,59.