El fiscal imputa la autoría del crimen de Cáseda al padre y a los dos hijos

Argumenta que el menor le dio la escopeta al tirador y que el otro hijo le gritó que disparase

25.02.2020 | 01:27
Agentes de la Policía Foral en el exterior de los Juzgados de Aoiz.

PAMPLONA – El fiscal considera autores de tres delitos de asesinato a los tres varones encarcelados por el triple crimen de Cáseda, Juan Carlos Jiménez Jiménez y sus hijos Juan Carlos y Emilio, y no solo al autor material de los disparos de escopeta que acabaron con la vida de Fermín Jiménez Echeverría, de 50 años, y de sus hijos José Antonio y Cristian, de 20 y 17 años. El Ministerio Fiscal aprecia una participación relevante de los dos hijos del principal investigado por el triple asesinato, que debería ser enjuiciado a lo largo de este año.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Aoiz acogió ayer una vistilla en la que las partes personadas en el procedimiento hicieron traslado al juez instructor de las imputaciones para cada unos de los tres investigados en los hechos ocurridos el 19 de septiembre de 2018 en la calle Nueva de Cáseda. En ese sentido, el fiscal realizó un relato de hechos en el que los tres familiares que están en prisión serían autores del triple asesinato (penado con entre 15 y 20 años de prisión), calificación a la que se adhirió la acusación particular que ejerce la familia de las tres víctimas, mientras que la defensa pidió el sobreseimiento de las actuaciones respecto de los dos hijos y que el padre sea juzgado por homicidio (de 10 a 15 años de prisión).

En su relato de los hechos, que deberá concretar en un futuro escrito de calificación provisional, habría sido el hijo menor, Emilio, quien por orden de su padre Juan Carlos sacó del turismo en el que se habían desplazado a Cáseda una escopeta cargada después de originarse una pelea entre las dos familias de etnia gitana. Con dicha arma, el padre de los dos jóvenes tiroteó a las víctimas, instantes después de que su otro hijo Juan Carlos le habría gritado que disparase, según un testigo presencial de los hechos.