Cristina García Echeverría | Delegada de Loterías y Apuestas del Estado en Navarra

"Hay administraciones que incluso están haciendo entregas a domicilio"

25.11.2020 | 00:52

Los canales de venta de lotería para el Sorteo Extraordinario de Navidad son múltiples. Además de las propias administraciones, los boletos se pueden adquirir en bares, asociaciones, peñas o empresas, aunque muchos de estos puntos de venta se han visto afectados e incluso clausurados por las medidas extraordinarias parar frenar la pandemia. Sin embargo, Cristina García Echeverría, delegada de Loterías y Apuestas del Estado en Navarra, se mostró optimista y aseguró que "la mayor parte de las ventas empiezan ahora. Por eso, hasta que llegue el día del sorteo, dar cualquier tipo de porcentaje de caída en la venta sería incierto".

¿De qué manera está afectando la caída del turismo y el cierre de la hostelería en la venta de boletos?

–Como no podía ser de otro modo, de la misma manera que el resto de actividades comerciales, la venta de lotería se está viendo afectada negativamente por esta pandemia.

Entonces, ¿la reactivación de la hostelería en Navarra podría suponer una inyección en la venta?

–Sin ninguna duda, sí. La compra de lotería de Navidad en bares resulta un porcentaje importante de la venta de muchas administraciones de loterías. Aunque muchas de ellas, para evitar dejar a los clientes sin su lotería, especialmente a aquellos que siempre piden los mismos números, han retirado los boletos de los bares para vender en sus administraciones e incluso algunas están haciendo repartos a domicilio. Hubo también una venta anticipada fuerte cuando ya se supo que iban a cerrar la hostelería en Navarra el pasado 22 de octubre.

¿Cuál es la sensación que les han trasladado desde las administraciones?

–Tanto las administraciones de lotería como los puntos de venta mixtos transmiten la misma sensación: la venta por ventanilla está alegre y en los puntos de venta se dejan ver colas. Estamos mucha gente en la calle y paseamos mucho y eso se nota. Lo más castigado está siendo toda la red externa de los puntos de venta.

¿Habitualmente Navarra ha sido una comunidad muy "lotera"?

–No somos de las comunidades que más juegan a la lotería por habitante. Pero siempre digo que los datos que manejamos son lo que compra cada navarro, en administraciones de aquí, de Navarra. Puede que este año, al tener la movilidad restringida, aumente ese gasto por habitante. No lo sé. Habrá que esperar a ese 21 de diciembre.

¿Cuál era la tendencia de los últimos años en la Comunidad Foral?

–Aunque esta Navidad va a ser diferente, hay cosas que permanecerán como siempre, y una de ellas es el Sorteo de Navidad. Yo siempre digo que se escapa de cualquier estadística. Es una tradición que nos acompaña año tras año y el sorteo de 2020 nos seguirá trayendo esa ilusión todavía más necesaria por los momentos que vivimos. Por eso, la tendencia en Navarra, año tras año, ha sido ascendente. Unos años más y otros menos. Pero esta edición está la cosa más complicada y hay que esperar a ver cómo acaba. El lema de la campaña es Compartir como siempre, compartir como nunca y saca de nosotros la parte positiva en estos momentos de crisis.