Las apuestas deportivas siguen sin freno en Navarra: jugados 92,5 millones en 2019, un 7,1% más

La cantidad multiplica por 65 lo apostado hace una década juego 'on line' atrae cada vez más dinero

07.12.2020 | 02:35
Las apuestas deportivas siguen sin freno en Navarra: jugados 92,5 millones en 2019, un 7,1% más

Las apuestas deportivas siguieron rompiendo su techo el año pasado en Navarra, donde se continúan situando como la fórmula de juego más pujante, en detrimento de otras modalidades tradicionales como las máquinas máquinas tragaperras o el bingo. Con la recientemente aprobada ley que regula la publicidad del juego, con la que el Gobierno central pretende dar "respuesta a una necesidad, a una alarma social que se había generado, durante los últimos años", los datos de la Comunidad Foral deberían llamar al menos a la reflexión: los navarros jugaron el año pasado 92,5 millones de euros en apuestas deportivas, un 7,1% más que el ejercicio precedente –y 65 veces más que los 1,42 de hace una década–, y realizaron más de 10,5 millones de pronósticos, para encadenar un periodo de diez años con incrementos en el dinero arriesgado y en el número de jugadas realizadas. Así se desprende de los datos facilitados por el sector al Servicio de Desarrollo de Políticas de Seguridad, de la Dirección de Interior del Gobierno de Navarra, según los cuales el juego en sus diferentes modalidades generó el año pasado 11,8 millones de euros en impuestos y tasas para las arcas públicas. De ellos, 7,36 millones correspondieron a máquinas recreativas (tragaperras), 1,83 millones a juego on line en sus diferentes variantes y 1,69 millones a apuestas.

Las apuestas deportivas se volvieron a confirmar el año pasado como la modalidad de juego que más dinero va a atraer si se mantiene la evolución en curso, ya que el año pasado los navarros jugaron 92,58 millones de euros para adivinar resultados deportivos, es decir, 6,14 millones de euros más que en 2018, cuando se apostaron 86,44 millones, lo que supone un aumento del 7,10%. Desde el año 2011, primer ejercicio completo con apuestas deportivas reguladas en Navarra, la cantidad jugada se ha multiplicado por cinco y ya se encadenan 10 años de incrementos en el dinero jugado.

Las apuestas presenciales –en tiendas de apuestas, salones de juego o locales de hostelería– atrajeron el año pasado 60,98 millones de euros de los jugadores navarros, 1,5 millones menos que en 2018 (-2,28%). Sin embargo, el juego on line registró un considerable aumento, ya que se apostaron 31,60 millones de euros, cantidad que supera en 7,6 millones de euros lo jugado en el año 2018 (+31,52%).

En total, según los datos proporcionados por el Servicio de Desarrollo de Políticas de Seguridad, las apuestas deportivas repartieron 78,68 millones de euros en premios el año pasado (73,14 millones de euros en 2018 y 62,11 millones en 2017), lo que supone que el gasto neto real en este ámbito ascendió a 13,90 millones de euros en 2019, frente a los 13,29 millones de euros gastados en 2018 (+4,58%).

mÁS APUESTAS 'ON LINE' Según las mismas fuentes, el año pasado se formularon 10.548.864 apuestas deportivas en la Comunidad Foral, cifra que supera ligeramente las 10.369.553 jugadas realizadas en 2018 y las 9.235.769 apuestas en 2017. De manera presencial –en tiendas de apuesta o en máquinas instaladas en locales de hostelería– se realizaron 8.320.055 pronósticos, lo que supone un ligero descenso en comparación con los 8.462.715 que se efectuaron en 2018 (-1,68%), mientras que a través de Internet se llevaron a cabo 2.228.809 apuestas, cifra que supone un incremento del 16,88% en comparación con las 1.906.838 apuestas que se realizaron en el ejercicio precedente.

El crecimiento que está experimentando en los últimos años esta modalidad de juego también queda reflejado en la envergadura del parque de máquinas auxiliares de apuestas que a fecha 31 de diciembre de 2019 había instalado en Navarra, ya que de las 1.138 censadas en la mismas fecha de 2018 se pasó a 1.317 el año pasado. Esta cifra casi duplica las máquinas de apuestas que había en funcionamiento hace cinco años en la Comunidad Foral, cuando había registradas 675 máquinas para acertar resultados deportivos.