Sólo el 13% de los hogares navarros cuentan con ayuda externa para las tareas domésticas y los cuidados

El Instituto Navarro para la Igualdad presenta el estudio sobre la radiografía social de los cuidados en la Comunidad Foral

29.04.2021 | 12:42
Un hombre mayor caminando con la ayuda de su cuidadora
Sólo un 13% de los hogares navarros contrata a una persona que ayude a realizar las tareas domésticas o al cuidado de menores y dependientes de la casa. La mayoría, el 87% restante, se arregla con un reparto de responsabilidad desigual entre los y las convivientes.
 
Esta es una de las conclusiones extraídas del estudio encargado por el Instituto Navarro para la Igualdad / Nafarroako Berdintasunerako Institutua (INAI /NABI) que analiza la práctica, condiciones y relaciones de cuidados en los hogares navarros, y que ha presentado este jueves la directora gerente del organismo, Eva Istúriz, junto con la autora, la investigadora Laura Martínez Jiménez.
 
Según Martínez, los resultados del informe apuntan que, en Navarra, la igualdad en cuanto al aprovisionamiento, mantenimiento, bienestar y cuidado de los hogares y sus integrantes está lejos de conseguirse.  
 
Esto contrasta con la percepción que las y los navarros tienen sobre la igualdad de género alcanzada en la Comunidad Foral, ya que la mayoría cree que mujeres y hombres gozan de "bastante igualdad". Un 63% de los hombres y un 57% de las mujeres así lo aseguran. Además, en cuanto a la percepción del tiempo que dedican a los cuidados, la inmensa mayoría de mujeres y hombres reconocen que su dedicación a las tareas domésticas y los cuidados directos les parece adecuada.
 
Sin embargo, la gran mayoría de quienes afirman realizar siempre todas las tareas domésticas y de cuidados contempladas en la encuesta son mujeres. Igualmente, la proporción de mujeres que dicen participar la mayor parte de las veces que se realizan las tareas de cuidados es también superior, en términos generales, a la de los hombres, quienes solo se implican más que ellas en las tareas de recoger la mesa y cuidar de dependientes, tanto dentro como fuera del hogar.
 
El estudio deja datos como el retrato prototípico de la persona residente en Navarra que se implica en mayor medida y más frecuentemente en los trabajos de cuidados. Se corresponde con el de una mujer mayor de 65 años sin estudios, que convive con su pareja, que está jubilada, desempleada o empleada a tiempo parcial y/o que se integra en hogares con un nivel de ingresos bajo.

Recursos de conciliación ofrecidos por el Gobierno de Navarra

Istúriz ha subrayado las medidas que el Ejecutivo ya ha puesto en marcha para favorecer la conciliación y, de esta manera los cuidados, como las ayudas de hasta 420 euros para contratar personas que cuiden menores en el hogar, la reducción de tarifas en las escuelas infantiles de hasta el 75%, ayudas a la conciliación de la vida laboral y familiar de las personas dedicadas al trabajo autónomo, y las subvenciones para conciliar de las familias monomarentales y monoparentales, las ayudas para excedencia de las personas trabajadoras que se acojan a una excedencia para el cuidado de menores o familiares con enfermedad grave, así como las desgravaciones fiscales por la contratación de personas para cuidado de hijos y familiares dependientes con discapacidad. A esto hay que añadir subvenciones a las entidades locales para facilitar m edidas de conciliación en sus municipios.  

Además, como ha señalado la directora del INAI, "el Gobierno de Navarra ha venido desarrollando distintas estrategias para promover y estructurar desde las instituciones el reparto igualitario del trabajo de estos cuidados. Por ello, se está trabajando en la elaboración de un Pacto Foral de los Cuidados
 

 
noticias de noticiasdenavarra