Fin del toque de queda en Navarra | De noche en la calle 198 días después

Las primeras horas sin limitación nocturna desde el 25 de octubre se vivieron con calma en Navarra

12.05.2021 | 01:20
Adolescentes en la primera noche sin toque de queda desde el 25 de octubre.

En parte por la sorpresa y en parte por tratarse de un día laborable, las calles navarras vivieron con tranquilidad el primer día sin toque de queda, mostrando imágenes muy lejanas a las que se vieron el pasado fin de semana en grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

La actividad en la ciudad apenas fue diferente a la de cualquiera de los 198 días anteriores (la restricción estaba vigente desde el pasado 25 de octubre), y fueron muy pocos los que salieron a disfrutar de las primeras horas de libertad nocturna.






Las primeras muestras del nuevo escenario que vive la Comunidad Foral tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) de tumbar la medida fue la tímida actividad de las terrazas de los establecimientos de hostelería, que dejaron de recoger a las 21 horas para hacerlo a la 1 de la madrugada. Sin embargo, pocos fueron los que aprovecharon la ampliación de horario, y apenas tres terrazas en la Plaza del Castillo (las del Baviera, Mordisco y la Tasca de Don José) dieron servicio hasta más allá de las 23 horas. En otras zonas, como San Juan e Iturrama, no se apreciaba actividad en sus bares.

Una las alternativas escogidas por los más jóvenes, mayoría en la minoría que pisaba unas calles casi desiertas, fue dar un paseo para curiosear mientras agotaban los últimos minutos de una reunión de amigos que había tenido lugar durante toda la tarde.

"Estamos dando una vuelta, de retirada", explicaban Yeray, Dani, Cristian y Karla, que afirmaban tener "una sensación rara" con el nuevo panorama. Cuestionados sobre si creen que con esta relajación de medidas habrá un repunte en el número de casos, respondieron que "no tiene por qué". "Los jóvenes tenemos que ser responsables, aunque haya gente que no tiene cabeza y lo podamos pagar entre todos", desarrollaron.

En esa misma vía, esta cuadrilla se cruzó con un grupo de adolescentes, en una de las pocas ocasiones de la noche en la que una decena de personas se encontró en un mismo lugar.

"Nosotros nos vamos a juntar los mismos pero más tarde, y cumpliendo todas las medidas. Se nos culpa de contagios, cuando no tenemos casas para juntarnos, que es donde más infecciones hay", manifestaron. El poco movimiento del centro neurálgico de la capital navarra llevó a una escasa presencia policial, algo que celebraban al sentirse "vigilados" durante una pandemia que anoche quemó una de sus etapas restrictivas más duraderas.

Sin incidencias reseñables


La Policía Foral no ha registrado incidencias reseñables y desde la Policía Municipal de Pamplona sí han constatado que había más gente que otras noches y han tenido que realizar seis intervenciones por molestias por jóvenes en la vía pública. Además, algunas terrazas de bares han cerrado a la una, aprovechando que el TSJN ha eliminado también la limitación de cierre a las 22 horas.

No obstante, desde Policía Municipal esperan que se registre mayor actividad nocturna a partir del jueves y, explicando que existe una normativa foral que regula el botellón, prevén que será más complejo su control al no haber toque de queda.

Cabe recordar que el TSJN denegó ayer el toque de queda nocturno decretado por el Gobierno de Navarra para evitar la proliferación de los botellones al considerar que la medida "no supera el canon de necesidad y proporcionalidad".

El TSJN entiende que "el control del denominado 'botellón' no necesita ni exige una medida tan invasiva en los derechos fundamentales (o al menos no se ha justificado cumplidamente para cubrir el juicio de necesidad y proporcionalidad)". "El control del 'botellón' se puede realizar con aplicación de la legislación ordinaria (lo mismo que se hacía antes de la pandemia) no necesitando de la aplicación de la legislación sanitaria extraordinaria", asegura la Sala.

La Sala tampoco ratifica el horario de cierre de las terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración, fijado a las 22 horas, al ser una medida ligada al toque de queda nocturno. Entiende el Tribunal que estas limitaciones horarias "solo tienen sentido en el contexto de la vigencia del toque de queda pues estos límites de horario máximo solo persiguen habilitar el cumplimiento" del mismo.
noticias de noticiasdenavarra