Ola de calor: máximas por encima de 41 ºC en el entorno de Pamplona para este sábado

Salud Laboral visita más de 200 empresas para analizar la exposición de la población trabajadora a temperaturas extremas

13.08.2021 | 14:11
Una mujer lucha contra el calor con un abanico

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra ha activado una alerta amarilla por calor y salud para el sábado en toda Navarra: en el entorno de Pamplona se esperan máximas por encima de los 41 ºC y, a la vez, mínimas que superan los 18. Esta alerta amarilla, que en un primer momento se decretó para la Ribera del Ebro, donde se prevén máximas de 40 ºC y mínimas de más de 22 ºC, finalmente se ha extendido a toda la Comunidad Foral ante la evolución de las previsiones.


Una alerta amarilla se decreta cuando las predicciones meteorológicas indican que habrá uno o dos días con temperaturas máximas y mínimas por encima de los umbrales marcados en el Plan de prevención de los efectos en la salud del exceso de temperaturas. Estos umbrales son de 36 ºC de máxima y 21 ºC de mínima en la Ribera del Ebro, y de 36 ºC y 18 ºC, respectivamente, en la zona centro y norte de Navarra.

En esta semana marcada por temperaturas muy elevadas es importante mantener la prevención, protegerse del sol, especialmente en las horas de más calor (de 12:00 a 17:00 horas), no hacer actividades físicas en esas franjas del día, e hidratarse a menudo, incluso sin sensación de sed. Este tipo de recomendaciones se dirigen, en especial, a personas mayores de 65 años, menores de 4 años, mujeres embarazadas o en situación de lactancia natural, población trabajadora en empleos con una exposición excesiva al calor y personas con enfermedades crónica.

Visitas a empresas

El Servicio de Salud Laboral del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), a través del Servicio de Salud Laboral, ha visitado desde el año 2019 más de 200 empresas, dentro de la campaña Exposición de la población trabajadora a las temperaturas extremas, cuyo objetivo principal es conocer cómo se identifica, evalúa y gestiona el riesgo de disconfort y de estrés térmico en el ámbito laboral, ya sea por exposición al calor o al frío.

La campaña se enmarca en las actuaciones desarrolladas en el área de salud de LIFE-IP NAdapta-CC, un proyecto que incluye medidas para la adaptación de Navarra al cambio climático. En concreto, esta iniciativa es la Vigilancia de las condiciones de trabajo y consecuencias del cambio climático; temperaturas extremas en la salud de los trabajadores.

Esta línea de actuación está coordinada por el ISPLN y comprende diferentes acciones. Todas ellas están dirigidas a conocer las posibles consecuencias en la salud de la población trabajadora, derivadas de la emergencia climática y de posibles condiciones climáticas extremas, como pueden ser el incremento de la radiación solar, una mayor frecuencia y duración de las olas de calor, así como el aumento de las temperaturas. 

Dentro de esta iniciativa, la campaña Exposición de la población trabajadora a las temperaturas extremas tiene otros objetivos prioritarios como son: estimar el número de personas trabajadoras expuestas a temperaturas extremas; informar, tanto a las empresas como a la población trabajadora, de las consecuencias que el cambio climático puede tener sobre la salud laboral; asesorar para una mejor identificación, evaluación y gestión del riesgo de disconfort y estrés térmico, así como contribuir a la divulgación del proyecto LIFE-IP NAdapta-CC (2017-2025) Hacia una integrada, coherente e inclusiva implementación de la política de adaptación al cambio climático en una región: Navarra, cuyo objetivo es apoyar el desarrollo de la estrategia y planes de acción que el Gobierno de Navarra contempla en su Hoja de Ruta de lucha frente al Cambio Climático de Navarra (HCCN-KLINA).

Para la puesta en marcha de esta campaña, tras un primer análisis atendiendo a las variables de sexo y régimen de actividad, se seleccionaron diez actividades empresariales que desarrollaban su actividad en exteriores, por su elevado riesgo potencial de exposición a estrés térmico y altas temperaturas. La selección final se hizo aplicando criterios que garantizaran una representatividad de las tres zonas isoclimáticas de Navarra: Cantábrico, Centro y Ribera del Ebro.

La actividad presencial realizada, unida al análisis de los datos obtenidos, ha permitido tanto la detección de puntos de mejora en la gestión empresarial del riesgo de disconfort y estrés térmico, como la identificación de puestos y tareas donde las personas trabajadoras pueden estar sometidas a estos riesgos, así como desarrollar, implementar y aplicar las medidas preventivas correspondientes. No obstante, la campaña se ha visto afectada por la pandemia COVID-19 en lo relativo a la programación y dinámica de las visitas.

Seguimiento de accidentes y patologías asociadas al calor

Junto a esta campaña y, en el marco de la misma línea de actuación, se están desarrollando, de forma paralela, otro tipo de actuaciones. Entre ellas, destaca el seguimiento de los accidentes de trabajo declarados en el sistema de Declaración Electrónica de Trabajadores Accidentados (DELTA), asociados al calor y/o estrés térmico, así como de otras enfermedades que puedan tener relación con las consecuencias del cambio climático. En 2020, por ejemplo, en Navarra hubo 11 declaraciones de este tipo, y en este verano de 2021 se han registrado 5 hasta el momento.

Por otra parte, durante el periodo estival se analizan también las atenciones prestadas en los dispositivos asistenciales de Urgencias del SNS-O, con la finalidad de detectar los casos que puedan tener un origen laboral de patologías derivadas de exposición a calor y/o estrés térmico, para solicitar su declaración como accidente de trabajo cuando corresponda.

Proyecto LIFE-IP NAdapta-CC y salud

El proyecto LIFE-IP NAdapta-CC (LIFE16 IPC/ES/000001) tiene como objetivo la adaptación de la Comunidad Foral a los efectos del cambio climático. Está liderado por el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, y en él participan, además del Departamento de Salud, las empresas públicas GAN-NIK, INTIA, NASUVINSA-Lursarea y NILSA, así como la Universidad Pública de Navarra.

Este proyecto europeo integrado concreta 53 medidas para desarrollar en seis áreas estratégicas diferentes: agua, bosques, agricultura y ganadería, salud, infraestructuras y planificación territorial, y monitorización.

El ISPLN es el responsable de la coordinación y del desarrollo y ejecución de las acciones comprendidas dentro del área de salud. El objetivo del proyecto en este ámbito es definir nuevas medidas de adaptación asociadas a las enfermedades relacionadas con el clima.

El ISPLN trabaja en los diferentes sistemas de información y registro de las principales consecuencias del cambio climático en la salud: eventos climáticos extremos, calidad del aire, riesgos emergentes y vectores transmisores de enfermedades, la evaluación del impacto de estos factores en la salud de la población, y también en la difusión de la información obtenida tanto a profesionales, personas trabajadoras, como a la población general, con el objetivo de evitar o atenuar los riesgos para la salud asociados a la emergencia climática.

noticias de noticiasdenavarra