Atracado en Zudaire: "Me ha encañonado con una escopeta recortada y me ha dicho que quería el dinero de la caja"

Carlos Irigoyen Pérez de Eulate, de 62 años, afirma que "por suerte todo ha salido bien, sin heridos"

02.03.2021 | 18:23
Guardias civiles, en el exterior de la gasolinera asaltada.

Carlos Irigoyen Pérez de Eulate, de 62 años y vecino de Zudaire, se encontraba en el interior de la gasolinera familiar, que fundaron su abuelo Tomás, su padre Tomás y su tía Amparo hace 55 años, cuando ha sido abordado en la mañana de este martes por un varón que llevaba la cara tapada por un pasamontañas y una garrafa en las manos. "Se ha acercado a la puerta de la tienda y he ido a su encuentro. Le he preguntado qué quería y en ese momento me ha encañonado con una escopeta recortada. La ha apoyado en mi espalda y me ha dicho que se iba a llevar todo el dinero que había en la caja registradora", ha relatado el hombre.

Carlos ha recordado que momentos antes de que se acercase el atracador se había fijado en una furgoneta gris que se encontraba aparcada en las proximidades, vehículo en el que a la postre han sido detenidos los dos atracadores por la Guardia Civil en Murieta. "Me ha llamado la atención y después de unos minutos ha entrado en la gasolinera. El atracador ha bajado de ella y ha venido directo hacia mí".

Cuando el atracador le estaba encañonando en el exterior de la tienda, una clienta ha llegado a la estación de servicio. "Ha parado a unos 20 metros de donde estábamos y yo he intentado que viera que tenía una escopeta, pero el hombre me ha empujado hacia adentro de la tienda".

"Se le he caído algún billete"


Tras advertir al atracador que en la caja "hay cuatro euros", la ha abierto. "Ahora casi todo el mundo paga con tarjeta de crédito y hay poco dinero en metálico. Él ha cogido lo que había y lo ha metido en una especie de manta, donde también ha guardado la garrafa y la escopeta. Se le ha caído algún billete y ha salido de la gasolinera. Se ha montado en la furgoneta y se han marchado".

En ese momento ha llegado a la gasolinera un cliente. "Le he dicho que me acaban de atracar y el hombre ha hecho ademán de ir hacia la furgoneta. Le he dicho que tenía una escopeta, que lo dejara marcharse. La furgoneta ha escapado por el campo, a través de las parcelarias. Ha atravesado la sierra de Lóquiz y les han detenido en Murieta", ha apuntado la víctima del robo con violencia e intimidación.

Aunque el aspecto del hombre que le ha atracado no le era conocido, Carlos ha comentado que "podrían ser de la zona. No han escapado por la carretera, han ido campo a través". "Alguna vez nos han robado haciendo un butrón, pero nunca nos habían atracado de esta forma, a la luz del día, con un arma de fuego", ha destacado el hombre, que ha añadido que "aunque mi impresión es que la escopeta era real, prefiero no pensarlo. Por suerte ha acabado todo bien, sin heridos".