El swing invade Pamplona

25.04.2022 | 00:23
Los participantes bailan en la calle con los paraguas de Nueva Orleans.

El festival de swing Spring Lindy Weekend finalizó su cuarta edición con una 'second line' en Baluarte tras tres días de clases, actividades y fiestas dedicadas enteramente a la cultura del swing y del jazz

La cuarta edición del festival de swing de Pamplona, el Spring Lindy Weekend, terminó ayer con una calurosa despedida de sus participantes, que este año fueron en torno a 460 personas inscritas. El festival, que ya va por su cuarta edición y vuelve a celebrarse tras dos años de parón pandémico, cerró sus puertas tras tres días de danza, música y celebración con una second line que comenzó a las 14.30 horas frente a Baluarte y que dirigió la banda The Iruña Brass Band.




Las second lines, originarias de Nueva Orleans, son desfiles liderados por una banda oficial y reciben ese nombre debido a las personas que van en la segunda parte detrás de los músicos, a menudo moviendo pañuelos o paraguas.

Y es que ayer tampoco faltó de eso en el Spring Lindy Weekend. Además de animados bailarines que acompañaron a cada una de las canciones, también pudieron verse varios de los coloridos paraguas decorados con guirnaldas y cintas típicos de Nueva Orleans, cuyos colores brillantes escoltaron a la second line en su recorrido.

Tras un rato de animado baile a pie de calle protagonizado mayormente por adultos que habían participado en el festival, The Iruña Brass Band tomó las riendas de la celebración y con su música guió el desfile hasta el Paseo Sarasate tras haber animado la plaza frente a Baluarte con varias de sus canciones.

Así, la multitud se echó a la calle ayer al mediodía para bailar, en parejas o individualmente, al ritmo de la música swing, protagonista de este festival que desde hace cuatro años tiene lugar en Pamplona y reúne, además de a cientos de aficionados de diversa procedencia, a profesores de baile de diferentes lugares del mundo que vienen a Pamplona a impartir clases y a varias live bands.

En esta edición recién clausurada, fueron los belgas Reverent Juke y los locales The Iruña Brass Band quienes pusieron el ritmo partiendo de la base de la música de Nueva Orleans, el swing de los años 30 y 40 y otros temas blues.

En cuanto a los profesores que se acercaron a Pamplona para dar clases de swing durante los tres días que duró el festival, fueron la sueca Frida y el americano Skye; la francesa Alexia y el belga Sep; y los suecos Lizette y Fredrik. Tres parejas de profesionales internacionales cuyos nombres resuenan en el mundo del Lindy Hop. Además, también participaron otras tres parejas de profesores invitados, dos de España y una de Turquía, y un bailarín de claqué afroamericano venido de Valencia.

Así lo explicó Andrés Usatorre, uno de los creadores del Spring Lindy Weekend que, junto a su compañero Helios Sacristán, organiza este festival desde sus comienzos, además de llevar la escuela de baile Big Kick. "Lo que hacemos es organizar actividades de Lindy Hop y Solo Jazz, los bailes que acompañan a este tipo de música y que se bailan tanto en pareja como en solo", contó Usatorre. El colofón de estos tres días de inmersión total en el swing fue el "pasacalles estilo Nueva Orleans" de ayer, al que siguió una última fiesta de despedida en la escuela de baile.

"Nosotros empezamos a bailar hace ocho años y echábamos de menos la presencia de festivales de este tipo, ya que una de las formas de poder seguir enriqueciéndote y aprendiendo era salir fuera a los festivales nacionales e internacionales", relató Usatorre. Así que decidieron montar su propio festival, que ha podido continuar creciendo gracias a poder utilizar las instalaciones de Baluarte.

Así nació el Spring Lindy Weekend, un punto de encuentro para todos los amantes del swing donde poder pasar un fin de semana "disfrutando de la libertad, el buen rollo y de conocer gente nueva dentro de la comunidad del swing" y del que los participantes salen "con una sonrisa en la cara".

De esta forma, los 460 participantes pudieron disfrutar de clases de baile el viernes por la tarde, el sábado durante todo el día y ayer por la mañana; fiestas por las noches con las bandas tocando en directo junto a exhibiciones de los profesores; un sunday tea party en la escuela Big Kick; la emisión de un documental sobre uno de los músicos originales de la época del jazz y una charla sobre la cultura jazz y la apropiación cultural, "porque nos gusta enseñar esa parte también", añadió Usatorre, "cómo salió esto, de dónde viene y cuál es su razón de ser".

noticias de noticiasdenavarra