ÚLTIMA HORA
Navarra supera a Madrid y se sitúa como primera comunidad del Estado en incidencia de covid

El frío deja a los dos equipos sin gol

empate el cirbonero dispuso de más ocasiones, pero el subiza se defendió bien

09.02.2020 | 01:00
Miguel Maeztu.

Cirbonero0

Subiza 0

CIRBONERO Munárriz, Celihueta, Jiménez, Álvarez, Isi, Rubén, Moreno (Hualde, m. 70), López, Maeztu, Ayala y Montori (Revilla, m. 57)

SUBIZA CENDEA DE GALAR Borda, García, Iturgaiz, González, Lacarra, Sampedro, Martín, Iribarren, San Martín (Urbicáin, m. 73), Labarta (Ruiz, m. 84) y Goñi (Albizu, m. 71)

Árbitro Castillejo Álvarez, asistido en las bandas por Azcona y Casabona. Amonestó al visitante Ruiz.

Estadio San Juan. 175 espectadores.

cintruénigo - Tarde desapacible, con mucho cierzo, y frío invernal en Cintruénigo, que dejó helados en puntería tanto a Cirbonero como a Subiza. Los dos equipos buscaban asegurar la permanencia y el choque terminó en tablas y con los deberes por hacer para ambos hasta final de temporada.

La contienda comenzó con dominio alterno. Se vio un partido muy disputado. En el minuto 15, el local Ayala sirvió un gran pase a Montori, que disparó fue fuera por poco. En el minuto 23, Iribarren pudo adelantar al Subiza en un mano a mano con Munárriz, que este envió a córner en un alarde de reflejos, abortando una gran ocasión del Subiza de ponerse por delante.

Los dos equipos habían mostrado sus credenciales. El Cirbonero jugaba en casa y salía a por todas y el Subiza llegaba en dinámica ascendente con la llegada del nuevo entrenador a su banquillo. En el minuto 28, Maeztu se plantó solo ante el meta forastero y envió por encima del larguero una vaselina. Poco después, el mismo delantero probó a Borda en un cabezazo que este envió a córner.

Antes del descanso, el local Celihueta, en jugada personal, pudo marcar, pero el disparo salió rozando el larguero.

Fin a una primera parte con dominio alterno, aunque con más ocasiones para el equipo local.

La segunda mitad siguió igual de peleada. En el minuto 57, bonita jugada en velocidad de Maeztu, el más activo del ataque local, pero su disparo salió rozando el poste. El equipo de Cintruénigo fue el dominador de la última media hora, pero le cuesta hacer gol y ayer no fue una excepción.

En los minutos finales, el Cirbonero trabajó a destajo en busca de la victoria, pero el Subiza se defendió a base de balonazos en busca de algún error de la defensa local, pero el marcador no se movió y cada equipo sumó un punto para alejarse de la zona peligrosa. - Antonio Sáez