ÚLTIMA HORA
Navarra pide el estado de alarma para aplicar otras medidas como el toque de queda
primera división

El árbitro navarro Undiano Mallenco se despide de la Liga entre lágrimas con récord de partidos

09.02.2020 | 09:33
Alberto Undiano, en su último partido de Liga.

pamplona - Alberto Undiano Mallenco se despidió ayer de Primera División entre lágrimas. Tras el pitido final, se dirigió hacia los vestuarios y no pudo reprimir el llanto en la emoción. Antes de dejar el campo se abrazó a sus asistentes, el navarro Íñigo Prieto era uno de ellos, y al cuarto árbitro, Julio Leo Ollo. En el VAR, no le dio trabajo a su compañero Eduardo Prieto Iglesias, también navarro.

El partido del Bernabéu entre Real Madrid y Betis acabó con 0-2 y cinco tarjetas amarillas. Fin con récord de 348 partidos arbitrados en la máxima competición española desde que con 26 años debutó en la temporada 2000-01. La final de la Copa del Rey del próximo sábado será el colofón a su carrera.

Fue un día especial. Undiano Mallenco, que se mantiene entero ante 100.000 gargantas, se convirtió en Undiano una vez se terminó el encuentro y se despidió entre lágrimas. Entre los asistentes al Bernabéu estuvo una veintena de personas cercanas al colegiado. María, su mujer, sus dos hijos, familiares, excompañeros de navarra como Miguel Ángel Murillo o Martínez Sáez, y sus amigos.

Entre los 348 partidos de Primera División destacan diez clásicos, dos finales de la Copa del Rey, Valencia-Getafe en la temporada 2007-08 y Barcelona-Real Madrid en la 2010-11, junto a tres Supercopas de España, Barcelona-Betis en 2005-06, Real Madrid-Sevilla en 2007-08 y Atlético de Madrid-Barça en 2013-14.

Además, Undiano Mallenco ha sido un árbitro de referencia en competiciones europeas. Internacional desde 2004 y con un currículum que incluye 38 encuentros de la Liga de Campeones, tres partidos en el Mundial de Sudáfrica 2010 que ganó España y 3 Mundiales sub-20 (Canadá 2007, donde pitó la final República Checa-Argentina, Egipto 2009 y Turquía en 2013).

El broche de oro a su carrera como colegiado lo pondrá dirigiendo la final de la Copa del Rey que disputarán Valencia y Barcelona el sábado en el Benito Villamarín (Sevilla). - D.N./Efe