“la mls queda descartada”

oier sanjurjo el capitán rojillo reconoce que la oferta americana no era firme, que el club ha dado un salto de calidad y que él tiene ganas para seguir “tirando del carro”

09.02.2020 | 21:40
Oier y Braulio posan junto a la camiseta conmemorativa de la renovación del capitán, ayer, en la sala de prensa de Tajonar.

pamplona - Después de que el miércoles se anunciase la renovación del contrato de Oier Sanjurjo con Osasuna, que expiraba en junio de 2020, por una temporada más, con otra adicional, tanto el estellés como el director deportivo de la entidad, Braulio Vázquez, comparecieron ayer en la sala de prensa de Tajonar para explicar los motivos.

Como es habitual en este tipo de comparecencias ante los medios de comunicación, comenzó tomando la palabra el gallego, que destacó que la renovación del capitán rojillo se produce "no solo por lo que significa para el club y por todo lo que encarna, sino porque es se la ha ganado él. Su importancia es vital tanto dentro como fuera y es un premio merecido". "Teníamos claro cuando acabó el año que teníamos que ofrecerle la renovación y estoy encantado de que siga con nosotros", añadió Braulio.

Acto seguido tomó la palabra Oier Sanjurjo, que comenzó agradeciendo al club "la disposición que ha tenido porque ha sido un asunto que no ha costado resolver".

"Desde el principio la actitud del club ha sido la de querer valorar y premiar tanto mi trayectoria como mi figura de capitán dentro y fuera del campo, y en ese sentido yo también me siento muy valorado, muy querido y emocionado porque alargo mi vinculación con mi club y eso también me llena de argumentos para poder seguir peleando con esta misma intensidad, estas mismas ganas, y esta misma ilusión por conseguir el objetivo que tenemos por delante esta temporada, que es muy complicado", prosiguió el capitán.

El polivalente centrocampista estellés, que se encuentra a punto de cumplir los 300 partidos con la camiseta de Osasuna, repartidos entre las diez temporadas que ha vestido la elástica del club de su tierra, desea "seguir haciendo números con mi club, que siempre es un motivo de satisfacción". "Cuando empecé en esto nunca se me pasó por la cabeza llegar a conseguir este tipo de registros con Osasuna, ser referencia en el vestuario o llevar el brazalete, que son cosas que de joven tenía en la cabeza, soñaba con ello y las he conseguido. Me siento realizado", se sinceró el jugador.

Es por ello que esta prolongación de su contrato le sigue dando argumentos "para seguir tirando del carro, que es algo que me caracteriza, y conseguir seguir un año más en Primera División, que sería muy bonito para el club y para los aficionados por el centenario y es algo que hay que pelearlo", aventuró.

Sobre el anterior ascenso, el estellés no se escondió y admitió que no fue una experiencia agradable, pero "no está mal dar un paso para atrás si sirve para dar dos hacia adelante, que creo que es la situación en la que nos encontramos. El club ha dado un salto de calidad, estamos cuidando los detalles y, como club, Osasuna está siendo un club atractivo, en el que se hacen las cosas bien, es un club interesante y este año servirá, si conseguimos el objetivo, para refrendar el proyecto".

Preguntado por el interés de la MLS, Oier Sanjurjo comentó que "siempre está bien que haya otros clubes que se fijen en tu juego, en tu trabajo o en tu rendimiento. Sí que hubo cierto interés en enero, pero estábamos inmersos en la pelea por el objetivo y en mayo y junio volvieron a la carga, pero no hubo nada firme. Queda totalmente descartado".

En cuanto a las incorporaciones realizadas hasta la fecha, el navarro opinó que le han sorprendido. "El último en llegar, Darko, creo que es un perfil que hacía falta para darle equilibrio a nuestro juego. Nos alegramos mucho porque Rubén y Brandon se queden, Chimy es un guerrero, que creo que va a casar con la afición, y también está Estupiñán, aunque todavía es pronto para profundizar la valoración".

Además, en el entrenamiento de ayer, Oier desempeñó las labores del central, un puesto en el que ya ha sido alineado con anterioridad. Preguntado por la posibilidad de jugar en esa demarcación, el futbolista señaló que lo de ayer fue por "las circunstancias. Herrando se hizo daño el otro día y no ha podido entrenar con nosotros, pero también es una posición en la que ya he jugado y no tendría problema en hacerlo de nuevo".