Lío en la directiva del Valencia

Primera | el presidente amenaza con despedir al director general y entrenador y plantilla se rebelan

09.02.2020 | 22:01
El entrenador del Valencia, Marcelino, durante un partido de pretemporada.

Valencia - El presidente del Valencia, Anil Murthy, y el director general de la entidad, Mateu Alemany, permanecieron este lunes durante casi cinco horas reunidos en la sede del club y abandonaron la misma sin hacer declaraciones ni resolver el futuro del segundo, que podría abandonar el club en breve.

Murthy llegó pasadas las 14.30 horas a las oficinas del Valencia, junto al estadio de Mestalla, donde le esperaba desde casi cuatro horas antes Alemany, quien podría abandonar el club por discrepancias con el máximo accionista, Peter Lim, en la gestión deportiva de la eantidad.

Sin embargo, el presidente del Valencia abandonó las dependencias del club poco antes de las 19.00 horas sin hacer declaraciones a los medios de comunicación ni esclarecer el futuro del hasta ahora director general de la entidad.

Murthy fue insultado por algunos aficionados al marcharse de la sede del Valencia, tal y como había ocurrido unas horas antes a su llegada a la cita con Alemany.

Por su parte, el director general del Valencia abandonó las oficinas una hora después y recibió el apoyo de los pocos seguidores que todavía esperaban la salida de Alemany.

A las oficinas del Valencia también había acudido por la mañana el responsable deportivo del Valencia, Pablo Longoria, cuyo futuro también está en entredicho.

En principio, está previsto que Murthy y Alemany continúen las conversaciones durante la jornada de este martes para tomar una decisión definitiva al respecto de la continuidad del director general.

Aunque en un primer instante no habló con la prensa, Alemany sí que hizo declaraciones después y recalcó que "siempre" se ha visto dentro del club y que "es positivo que haya diálogo". "Siempre me he visto, siempre he querido estar aquí", señaló Alemany, dejando claro que "es positivo que haya diálogo, que se hablen cosas y se busquen soluciones cuando hay problemas". "Pero se tiene que solucionar", aseveró.

El directivo subrayó que los dueños del club "piensan igual" que él. "Que es en lo mejor para el club, y en esa visión tenemos que buscar puntos de coincidencia", remarcó, al tiempo que se mostró confiado en que Marcelino García Toral, técnico del equipo, se quede. Y es que el técnico y la plantilla se rebelaron al posicionarse con Alemany. Un lío. - Efe