“Una ocasión para demostrar que ese partido se puede jugar”

VAlverde El técnico apostaba por la disputa del clásico en su día y en su campo

10.02.2020 | 08:05

Barcelona - El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, defendió ayer (antes de conocerse el aplazamiento) que el Clásico del próximo 26 de octubre se disputara en el Camp Nou y no se trasladara a Madrid por el clima de violencia que se respira en Catalunya tras hacerse pública la sentencia sobre el proceso independentista. "Se planteó cambiar el orden y jugar primero en el Bernabéu, pero no lo acabamos de ver. Tenemos que viajar hoy (por ayer) a Eibar, viajar el miércoles a Praga y regresar. Y tener que volver a viajar otra vez... Es cuestión de respetar el calendario y a los aficionados, y lo normal es jugar en nuestro campo", argumentó en rueda de prensa.

En cualquier caso, Valverde consideraba "precipitado" hablar del Clásico cuando todavía quedan nueve días para que se dispute el encuentro. "El año pasado estuvimos muchas semanas hablando del partido de Miami y al final no se jugó. Así que es mejor esperar", apuntó.

Además, el entrenador del Barcelona veía ese primer duelo contra el Real Madrid como "una oportunidad" para volver a la normalidad. "Es una oportunidad para mucha gente de aquí, para nuestros aficionados, para los agentes de la seguridad. Todo el mundo está pendiente de si las imágenes de esta semana se van a trasladar a ese partido. Es una ocasión para demostrar que ese partido se puede disputar, dentro de las normas de civismo. Y eliminar a todos los agoreros que aventuran que no se va a jugar", opinó.

En este sentido, recordó que el Barça ya jugó en el Camp Nou el 1 de octubre de 2017 (a puerta cerrada contra Las Palmas) el día que se celebró el referéndum soberanista: "Y, una semana después, lo hicimos en el Wanda contra el Atlético Madrid y, aunque se preveía un partido dramático, fue un gran partido en el que la gente pudo expresar sus ideas en el campo sin problema, como ocurre aquí".

Por otro lado, el preparador extremeño afirmó que "los disturbios de estos últimos días se han salido de lo habitual y no se corresponde con lo que ha sido Catalunya en los últimos años". - Efe