Frenados en Pucela

Derrota / El Promesas cae en Valladolid en un partido en el que el viento fue claro protagonista

20.01.2020 | 06:15
Diego Moreno, de Osasuna Promesas, pelea un balón.

VALLADOLID PROMESAS 2 Samu; Raúl, Jaime, Allende, Corral; Kike Pérez (Mancuso, m.89), Oriol; Doncel (Uche, m.85), Salazar, Víctor; Miguel (Fran Álvarez, m.89).

OSASUNA PROMESAS 0 I. Álvarez; Diego Moreno (Alvarito, m.72), Samuel, Hernando, G. Jiménez; Meoki (A. Gabriel, m.60), Santafe, Aranguren, Calvillo (Ekaitz, m.83); Jony, Marcos.

Goles 1-0, m.10: Salazar. 2-0, m.63: Miguel.

Árbitro Fernández Rodríguez (Colegio gallego). Tarjetas amarillas a Miguel; Hernando, Marcos y Diego Moreno.

Estadio Anexos al José Zorrilla. 400 espectadores.

valladolid - El fuerte viento robó protagonismo al fútbol en los Anexos al José Zorrilla. Tal era su fuerza que los porteros no pasaban del área en sus saques, influyendo seriamente en el juego de ambos conjuntos. Además, influyó de forma directa en el segundo gol. Sumado a las complicaciones meteorológicas, el conjunto de Santi Castillejo llegaba al duelo mermado por las lesiones obligando al técnico a llamar a un par de juveniles e improvisar recolocando a jugadores en posiciones nada naturales para su juego. En la primera mitad, el viento soplaba a favor del Valladolid, que obligó a jugar en campo rojillo. Los pucelanos tenían más la posesión y, en líneas generales, fue mejor en todos los aspectos a lo largo del duelo.

Pronto llegó la primera ocasión del Valladolid, apenas en el segundo minuto, con un cambio de ritmo de derecha a izquierda que finalizó con un remate sin ángulo de Miguel. Preludio del primer tanto, que llegó temprano. Apenas habían llegado al minuto diez de partido cuando un centro desde la izquierda le llegó a Salazar, que la peinó lo justo para colar el balón en la portería de Álvarez. En el 26, otro cambio de juego de izquierda a derecha generó una duda a Álvarez sobre si salir o no a por el esférico. La duda terminó con un resbalón del portero que precipitó el tiro de Víctor, que la mandó fuera. Mismo jugador que, cinco minutos más tarde, remató a escasos centímetros de la línea pero hizo lucir lo mejor del portero visitante. La tuvo antes del descanso Hernando para igualar el duelo con una falta desde la izquierda que colgaron al área para que rematara el jugador, aunque el tiro salió flojo y pudo detenerla sin problemas Samu. Pero, para finalizar el primer tiempo, también la tuvo el Valladolid para sentenciar con una doble ocasión.

En la segunda parte tuvo el viento a favor Osasuna, que empezaron dominando en el campo con las primeras ocasiones a su favor. En el 49, un centro desde la derecha muy cerrado que cabeceó Meoki casi sin ángulo. Tras los sustos, reaccionaron los de Pucela, En el 63, llegó el segundo, propiciado por la intervención del viento. Una cesión de Herrando al portero quedó completamente parada por la fuerza del aire. Aprovechó Miguel para coger el balón muerto, regatear a Álvarez y sentenciar con el segundo tanto. - Área 11