La Real renace en La Cerámica

Primera División REcupera la séptima plaza y sus opciones de meterse en Europa con un meritorio triunfo ante un villarreal ya casi clasificado

14.07.2020 | 01:36
Willian José y Diego Llorente, autores ayer de los goles de la Real, en plena celebración. Foto: Efe

Villarreal1

Real Sociedad2

VILLARREAL Asenjo; Rubén Peña, Albiol, Pau Torres, Alberto Moreno, Trigueros (Baena, m.76), Anguissa, Moi Gómez (Bruno, m.62) Cazorla, Ontiveros (Mario Gaspar, m.89) y Fer Niño (Chukwueze, m.46).

REAL SOCIEDAD Moyá; Gorosabel, Llorente, Le Normand, Nacho Monreal (Aihen Muñoz, m.85), Odegaard (Zubeldia, m.64), Zubimendi, Mikel Merino, Oyarzabal, Barrenetxea (Portu, m.52) e Isak (Willian José, m.46).

Goles 0-1, m.61: Willian José. 0-2, m.,75: Llorente. 1-2, m.84: Cazorla.

Árbitro Cuadra Fernández (Comité balear). Mostró tarjeta amarilla al local Ontiveros y a los visitantes Mikel Merino y Le Normand. Expulsó al preparador físico de la Real (m.68).

Estadio La Cerámica. Sin público.

Villarreal (Castellón) – La Real Sociedad logró una importante victoria (1-2) ante el Villarreal en el estadio de La Cerámica en su lucha por jugar en Europa. Lo hizo en un duelo en el que los donostiarras fueron mejores que un equipo castellonense que ofreció su peor versión desde la reanudación del campeonato y que desaprovechó la primera opción de los locales de certificar su presencia en la Liga Europa.

La Real comenzó el partido con mucha intensidad, ejerciendo una presión asfixiante al rival que el Villarreal trataba de salvar tocando bien el balón para que el dominio del equipo donostiarra no se tradujera en ocasiones de gol. No sería hasta los doce minutos de partido cuando llegó la primera gran ocasión, y por partida doble, pero si el remate de Gorosabel se encontró con una buena respuesta de Asenjo, aún más espectacular fue la parada a remate de volea de Isak pocos segundos después que evitó que se inaugurase el marcador.

El partido avanzaba y era la Real el equipo con más decisión, llevando la iniciativa en terreno rival. Así, no sería hasta el minuto 24 cuando el Villarreal puso a prueba a Moyá en una buena maniobra de Ontiveros, que se internó en el área y su remate con el interior del pie derecho lo rechazó el meta del conjunto donostiarra. Sin embargo, los goles no llegaron hasta la segunda mitad. La Real se desató con dos dianas, pero tuvo que sufrir hasta el final para sumar tres puntos y recuperar la séptima plaza porque los locales recortaron distancias e intentaron, aunque sin éxito, empatar.

noticias de noticiasdenavarra