La categoría de un partido de 'relleno'

GRUPO C / ALABA SE FUE AL ATAQUE Y SOLO ASÍ AUSTRIA LOGRÓ SU PRIMER TRIUNFO EN UNA EUROCOPA

14.06.2021 | 00:42
Alaba manda callar al alterado Arnautovic. Foto: Afp

Austria3

Macedonia del N.1

AUSTRIA Bachmann; Lainer, Dragovic (Min. 46, Lienhart), Hinteregger, Ulmer; Laimer (Min. 93, Baumgartlinger), Schlager (Min. 94. Ilsanker); Baumgartner (Min. 58, Gregoritsch), Sabitzer, Alaba; y Kalajdzic (Min. 59, Arnautovic).

MACEDONIA DEL NORTE Dimitrievski; Alioski, Musliu (Min. 86, Ristovski), Velkovski, Ristovski, Nikolov (Min. 63, Bejtulaim); Elmas, Ademi, Bardhi (Min. 82, Trickovski); Trajkovski (Min. 63, Kostadinov) y Pandev.

Goles 1-0: Min. 18: Leiner. 1-1: Min. 28; Pandev. 2-1: Min. 78; Gregoritsch. 3-1: Min. 89; Arnautovic.

Árbitro Andreas Ekberg (Suecia). Amonestó a Trajkovski y Alioski por Macedonia del Norte; y a Lainer por Austria.

Incodencias Estadio Nacional de Bucarest ante unos 10.000 espectadores.

Pamplona – Austria y Macedonia el Norte hicieron ayer historia, pues el equipo centroeuropeo ganó su primer partido en la Eurocopa, y eso que ha participado en tres ediciones (2008, 2016 y 2020), mientras que los macedonios se estrenaron en estas lides, y lo hicieron con un entusiasmo digno de mejor resultado, pues solo en el tramo final Austria pudo ganar el partido en cuando su líder, David Alaba, decidió dar un paso adelante para arreglar el asunto.

El flamante fichaje del Real Madrid, que lo mismo juega de lateral, central, centrocampista o lo que se tercie, decidió dar dos pasos adelante a falta de un cuarto de hora y con el 1-1, situarse en posiciones de ataque y enviar desde el costado izquierdo un centro endiablado con rosca que Gregoritsch remató de cine, puso el 2-1 y ahí se acabó el partido.

Para ser un encuentro de esos como de relleno tenía su magra. Para empezar David Alaba, hijo de una enfermera filipina ganadora de un concurso de belleza y de un cantante nigeriano, ahí es nada, convertido en el paladín del fútbol austriaco con su tez morena en estos tiempos donde en ese país tanto se mira de reojo el color de la piel. Alaba, digamos, tiene la elegancia de Beckenbauer y seguro que hará olvidar a Sergio Ramos.

Lo de Macedonia del Norte también tiene su aquel. Grecia se empeñó que se llamaran así, del Norte, o sea que toda la épica de Filipo y Alejandro Magno, les es ajena. Como mucho, un suburbio.

Dimitrievski, que ayer debía estar en la portería del Rayo, o Bardhi, del Levante... Que entusiasmo le pusieron. Hasta que Alaba se puso trascendente y la historia fue más benévola con Austria.

noticias de noticiasdenavarra