El 23,2% de la energía consumida procede de fuentes renovables

Navarra supera el objetivo europeo del 20%, pero incumple el 28% fijado en el plan foral para 2018

21.12.2019 | 06:15
Parques eólicos, entre nieblas, en El Perdón.

pamplona - La cuota de energías renovables (EERR) en el consumo final bruto de energía en Navarra aumentó del 22,18% al 23,2% en 2018, lo que supone un crecimiento del 4,59% respecto a 2017. En ese mismo periodo, la cuota de las energías renovables en el consumo final bruto de energía en el transporte subió un 44,1%, pasando del 4,46% en 2017 al 6,43% en 2018, según los datos aportados ayer por el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, al presentar el balance energético de Navarra en 2018.

El informe recoge las principales fuentes de producción, transformación y consumo de la energía, desagregada por tipo de combustible y sector económico, y que este año se elaboró siguiendo una metodología más exhaustiva.

La cuota de energías renovables (EERR) en el consumo final bruto de energía es uno de los indicadores "clave" en la transición energética. Navarra está por encima del objetivo europeo para 2020 (20%), pero por debajo de la meta del 28% que establecía para 2018 el IV Plan Energético de Navarra Horizonte 2030. Dicho plan establece para 2030 un objetivo del 50%, muy por encima del último objetivo europeo para dicho año, fijado en el 32,5%.

aumentar la capacidad instalada Ayerdi señaló que "existen dos razones para trasladar una razonable expectativa positiva a la sociedad navarra: que el Gobierno en Navarra está tramitando proyectos de nuevos parques eólicos y fotovoltaicos que suman una capacidad nueva de 2.266 MW renovables con al menos autorización de acceso concedida por Red Eléctrica de España, cuando la capacidad actualmente instalada en Navarra ronda los 1.500 MW renovables; y la enorme oportunidad que nos va a venir del nuevo marco normativo y tecnológico en torno al autoconsumo y la generación distribuida".

Destacó que "en estos próximos años tenemos la posibilidad y la obligación de dar un gran salto cualitativo y cuantitativo". En lo que se refiere al transporte, señaló que "el incremento registrado en 2018 se debe a un cambio legislativo que obliga a una mayor presencia de los biocombustibles", y recordó que "en este ámbito tenemos el reto de seguir avanzando en la transición hacia la movilidad sostenible".

Según Ayerdi, "la modificación aprobada el jueves por el Parlamento ampliando a cuatro años para las personas físicas el plazo de aplicación de la deducción por adquisiciones de vehículos eléctricos, instalación de puntos de carga e inversiones en instalaciones renovables va en la buena dirección".

mayor eficiencia El indicador que marca la energía final necesaria para producir una unidad económica, la intensidad energética final, ha descendido un 13,79% en la última década, dato que refleja la tendencia hacia una mayor eficiencia energética de Navarra. En el último año, de 2017 a 2018, este indicador baja un 1,13%, fruto de que el crecimiento de la economía ha sido mayor que el crecimiento de la energía empleada. El consumo de energía final aumentó en un 2,08%. El principal consumo procede del petróleo y sus derivados 41,61%, gas natural 27,81%, y electricidad 19,65%. Estos consumos se han centrado en los sectores del transporte 37,7%, industria 36,14%, y el sector doméstico, de comercio y servicios un 18,38%. El consumo en la administración se ha reducido un 0,03%.

La producción de energía se ha reducido en un 1,18% respecto a 2017, debido al grado de funcionamiento de los ciclos combinados. Se redujo el grado de funcionamiento de las centrales de ciclo combinado en un 52,68% respecto a 2017, con el resultado que la contribución de las cogeneraciones es superior a la de los ciclos combinados. Destaca la producción eléctrica con energías renovables que aumenta del 60,77% en 2017 al 69,22% en 2018. En 2018 es destacable el significativo incremento de la producción eléctrica de la hidráulica, que ha subido un 89,55% respecto a 2017, fruto del año hidrológico que rige la producción de este tipo de instalaciones.

Ayerdi también presentó el Plan de Autoconsumo y Almacenamiento Energético de Navarra y destacó que "el autoconsumo es esencial para alcanzar los objetivos, avanzar hacia la transición energética y conseguir una economía más sostenible". - E.P.

la cifra

2.266

MW. Navarra tramita proyectos de parques eólicos y fotovoltaicos que suman una capacidad nueva de 2.266 MW renovables.

en breve

'Plan de Autoconsumo y Almacenamiento Energético'. El plan desarrolla las líneas estratégicas disponibles para la transición energética hacia un modelo energético distribuido, participativo y democratizado, libre de emisión contaminante y mayoritariamente electrificado.

Objetivos de este plan. Maximizar la instalación de energías limpias en todas las sedes públicas y espacios y aprovechar el excedente con su almacenamiento; fomentar el inicio de nuevas instalaciones solares, eólicas, geotérmicas, hidroeléctricas o de biomasa; además de incluir en todas las ayudas al autoconsumo una cláusula social por la que se derive parte de la generación eléctrica de autoconsumo a disminuir los casos de pobreza energética.