Morales ve "responsable" mandar a casa a 5.000 trabajadores, de los que 1.200 trabajan muy juntos

La empresa presentará el expediente entre este miércoles y el jueves

24.03.2020 | 15:14
Morales ve "responsable" mandar a casa a 5.000 trabajadores, de los que 1.200 trabajan muy juntos

pamplona – El Gobierno de Navarra está convencido de que se podrá llegar a un acuerdo para desencallar el ERTE de Volkswagen que sea satisfactorio para todas las partes implicadas. Por su parte, el presidente del comité de empresa, Alfredo Morales, confía en que las discrepancias con la tramitación del expediente sean por detalles y no por diferencias de fondo, ya que cree que este expediente se adecúa perfectamente a las exigencias del real decreto y a la consideración de "fuerza mayor".

El portavoz y vicepresidente del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, remarcó que existe "un canal de comunicación" para encontrar el "ajuste adecuado" para que las causas entren dentro de lo dispuesto con motivo del estado de alarma.

"Creemos que no va haber problema, es una cuestión de encontrar el ajuste adecuado de la motivación adecuada", expuso Remírez, quien consideró que "se solucionará de manera satisfactoria para el conjunto de las partes implicadas".

Para el presidente del comité, los argumentos de Volkswagen Navarra para cesar la actividad en su planta de Pamplona "encajan perfectamente dentro de las casuísticas que el propio decreto refleja para tramitar el ERTE por fuerza mayor". "Estamos en ese proceso de incertidumbre; yo sí que estoy convencido de que serán simplemente dudas administrativas y poco más, porque no creo que sean dudas de fondo, en cuanto al argumentario que podamos presentar", subrayó Morales.

A partir de la presentación del ERTE dentro de los de "fuerza mayor", Morales confía en que el "Gobierno aclare cuanto antes este asunto, básicamente para tranquilizar a nuestra plantilla", compuesta por casi 5.000 trabajadores.

Al respecto, subrayó que Volkswagen Navarra "hizo un acto de responsabilidad en todos los sentidos" al cesar la actividad, que argumentó en dos motivos fundamentales: "Uno fue porque no teníamos personal para trabajar por efecto del coronavirus y otro, que no se podía garantizar la seguridad de la plantilla".

Hay que tener en cuenta, agregó, "que más de 1.200 personas trabajan en espacios reducidos en líneas de montaje, así que el efecto multiplicador de contagio de mantener la actividad en Volkswagen Navarra hubiera sido de una irresponsabilidad absoluta".

"Pensamos que serán dudas de procedimiento o administrativas, pero en ningún caso de fondo, porque espero que nadie pueda dudar de que hay un caso de fuerza mayor en el paro de Volkswagen", zanjó.

casi tres mil expedientes El ERTE de VW se suma a los más de 2.705 expedientes de regulación de empleo, "la práctica totalidad de ellos con carácter temporal", según puntualizó Remírez. De estos, ya han sido tramitados 714 expedientes que afectan a 7.221 trabajadores.

Remírez señaló que a pesar de que estas cifras no son "positivas", el hecho de que "la práctica totalidad" de las empresas "se hayan acogido a la figura del ERTE nos hace ver que una vez que superemos este estado de alarma se pueda recuperar el mayor número de empleos, así como la actividad económica".

Además, expresó su "satisfacción" ante el "diálogo fluido" entre el Gobierno de Navarra, los representantes de las empresas y de los trabajadores, así como por la "propia dinámica de diálogo" entre las direcciones de las empresas y las plantillas.

"Creemos que no va a haber problema, pero hay que encontrar un ajuste adecuado"

javier remírez

Vicepresidente del Gobierno

"Espero que nadie dude de que se trata de una cuestión de fuerza mayor"

alfredo morales

Presidente del comité de Volkswagen