El 95% de los más de 4.000 ERTE presentados en Navarra están relacionados con el COVID-19

De ellos, más de 1.200 ya están en proceso de análisis, afectando a más de 17.000 trabajadores

27.03.2020 | 18:28
Landaben, prácticamente vacío.

PAMPLONA. Hasta el momento se han presentado en Navarra más de 4.128 expedientes de regulación de empleo, de los cuales el 95% son de carácter temporal y acogidos a las medidas contempladas en el Real Decreto-ley por la crisis derivada del coronavirus. De ellos, más de 1.200 ya han sido registrados y están en proceso de análisis por parte de la autoridad laboral de la Comunidad foral afectando, de momento, a más de 17.000 trabajadores.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José Mª Aierdi, quien ha indicado que, este jueves, Volkswagen Navarra presentó un ERTE, lo que "produce un impulso muy importante en el número de trabajadores afectados" así como un "impacto" a las empresas auxiliares de la marca.

El consejero prevé que el expediente se pueda resolver a lo largo de la próxima semana y se ha mostrado convencido de que "estará recogido entre las causas alegadas y los requisitos" del Real Decreto. Este ERTE afecta por sí solo a 4.800 personas.

Aierdi ha comparecido este viernes para informar de la reunión de la comisión de seguimiento con los principales agentes económicos y sociales. Una reunión, ha destacado, que se ha desarrollado "en un clima de estrecha colaboración y comprensión" en una situación que "nos exige un extraordinario esfuerzo a todos y en la que estamos yendo de la mano conjuntamente".

Por parte del Ejecutivo foral, han asistido el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez y el vicepresidente, José María Aierdi, así como la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saíz, y la directora general de Política de Empresa, Proyección Internacional y Trabajo, Izaskun Goñi. Por parte de los agentes económicos y sociales, han intervenido Jesús Santos (UGT), Chechu Rodríguez (CCOO), Imanol Pascual (ELA), Imanol Karrera (LAB), Manuel Piquer y Carlos Fernández Valdivieso (CEN) e Ignacio Ugalde (CEPES).

En esta comisión de seguimiento, el Gobierno de Navarra ha puesto de manifiesto que "vamos trabajando y cumpliendo el objetivo del mantenimiento del empleo" que, ha destacado Aierdi, es la "prioridad absoluta". Así, ha afirmado que se están poniendo los medios necesarios para la tramitación de los ERTE "de la manera más ágil posible" y estableciendo criterios "lo más abiertos posibles y sensibles a la realidad que vivimos para garantizar el mantenimiento del empleo del conjunto de los trabajadores afectados por esta crisis del Covid".

En este sentido, José Mª Aierdi ha destacado que únicamente se ha presentado un expediente de extinción mientras que el resto son ERE y ERTE, y en su gran mayoría, un 95%, son ERTE. Unas cifras, ha valorado, que "nos dan la tranquilidad de que estamos trabajando en el buen camino para consolidar los puestos de trabajo a la salida de la crisis".

El consejero ha explicado que hasta el 17 de marzo, antes de la aprobación del Real Decreto, se solicitaba información sobre los expedientes a la Inspección de Trabajo que, hasta esa fecha, informó negativamente siete ERE.

Sin embargo, a partir del 17 de marzo es la autoridad laboral de Navarra la que está resolviendo estos expedientes que, en su totalidad, han sido resueltos favorablemente declarando la "fuerza mayor" de los mismos, contemplada en el Real Decreto.

Aierdi ha destacado el "extraordinario esfuerzo y colaboración" de los agentes que participan en la actividad económica y que "se pone de manifiesto en esta mesa con las organizaciones sindicales y empresariales". Ha valorado las "actitudes proactivas en la que se ponen de manifiesto diferentes posiciones" pero "con voluntad de sumar y buscar soluciones a los problemas que tenemos".

Finalmente, ha afirmado que las medidas sobre vivienda anunciadas por el Gobierno de Navarra, en las que se planteaba una moratoria o condonación parcial de los alquileres, han sido respondidas "positivamente" por los grandes tenedores de vivienda.