El fin del estado de alarma trae a Navarra el mayor descenso del paro de la historia

Es la 2ª mayor bajada porcentual del Estado y se mantiene la creación de empleo: 2.646 ocupados más

02.06.2021 | 09:09
Solo en Baleares superó a Navarra en descenso del paro. En la imagen, un operario del sector del metal.

El fin del estado de alarma ha animado el mercado de trabajo de Navarra, donde el paro registró en mayo la mayor caída de la serie histórica. 3.185 personas salieron el mes pasado del desempleo, un periodo que mantuvo la creación de empleo que ya se observaba desde finales del pasado invierno y que deja la cifra de cotizantes totales, incluidos aquellos que se mantienen en ERTE, en 291.919, la más alta de los últimos años.

Pese a ello, la huella que deja la crisis del coronavirus es profunda. 38.560 personas siguen desempleadas en la Comunidad Foral, casi 5.000 más que antes del estallido de la pandemia y unas 7.000 más que en mayo de 2019. Un deterioro que se ha visto mitigado por los ERTE, verdadera red de seguridad que, a finales de mes, protegía todavía a 5.748 personas, con una cifra media de afectados de 6.476.

Parece por tanto que, también en esos términos, el mes de mayo ha ido de menos a más, con un incremento en la actividad económica progresivo, a la par que se afianzaba la vacunación y se reducían las restricciones. La industria, con más de 500 nuevos empleos en mayo; la hostelería, que ha contratado a unas 260 personas más, y a las actividades administrativas y auxiliares, con más de 400 nuevos empleados, encabezaron la creación de empleo. En total, mayo deja 2.646 empleos más.

El descenso mensual, del 7,63%, es el segundo más importante entre todas las comunidades tras Baleares, que arranca ahora su temporada turística y donde la caída alcanza el 8,18%. De esta forma el desempleo se ha reducido en la Comunidad con respecto a mayor de 2020 en 2.577 personas, un 6,26%.

El paro ha descendido en todos los sectores en la Comunidad foral, en concreto, en 1.889 personas en Servicios, 473 en Industria, 277 en Agricultura y 165 en Construcción. El colectivo Sin Empleo Anterior ha bajado en 381 personas.



Las cifras del desempleo son las siguientes:

La variación mensual del desempleo por sexo refleja un mayor descenso del número de hombres desempleados (-9,5%, 1.639 parados menos) frente al descenso del -6,3% de desempleadas (1.546 paradas menos). En términos anuales, la variación del desempleo resulta más desigual ya que, mientras el número de desempleadas desciende un -2,3% (531 mujeres paradas menos), el de parados se reduce un -11,5% (2.046 desempleados menos). De esta forma, la distribución del desempleo sigue siendo claramente desequilibrada. A finales de mayo, el 59,4% de las personas paradas en Navarra son mujeres (22.890) frente al 40,6% de hombres (15.670).

En cuanto a la edad, el mayor descenso mensual del desempleo se ha dado en el grupo de personas jóvenes de menos de 25 años, con un descenso en mayo del -17,8% (906 personas paradas menos). De todas formas, hay que destacar el mayor impacto de la pandemia en forma de desempleo entre la población más joven. Así, respecto al mes de febrero de 2020, el número de personas jóvenes desempleadas se ha incrementado en un 31,1% (991 personas paradas más), cuando el crecimiento medio del desempleo ha sido del 13,5%. En este sentido, también conviene reseñar, por todo lo que ello supone, el incremento respecto a febrero de 2020, de 900 personas paradas de más de 54 años (un 10,9% de incremento).

Por nacionalidad, en mayo se ha dado un descenso ligeramente superior de la población parada con nacionalidad extranjera. De esta forma, se ha producido un descenso del -7,9% de personas paradas con nacionalidad extranjera (734 personas paradas menos), mientras que el descenso del número de personas paradas con nacionalidad española ha sido de un -7,5%, 2.451 menos en un mes. Sin embargo, en un año (mayo 2020-mayo 2021), mientras que ha aumentado el número de personas paradas extranjeras, un 4,5%, ha descendido el de personas paradas con nacionalidad española en un -8,9%.

En cuanto al nivel de estudios, en un mes descienden en 2.094 las personas desempleadas con un nivel de estudios hasta la primera etapa de educación secundaria, un -7,1%. A pesar de ello, dicho nivel representa el 71,4% del total del desempleo. También hay que destacar en términos relativos el descenso mensual del -14,3% de personas paradas con estudios de bachillerato (426 personas desempleadas menos).

En lo que se refiere a las agencias de empleo, se produce un descenso mensual generalizado del desempleo, aunque de diversa magnitud. En términos relativos, sobresale la agencia de Santesteban con un descenso del -13% de las personas desempleadas (123 menos respecto al mes de abril). Por detrás, se encuentran las agencias de Aoiz (-10% y 99 personas paradas menos en un mes), Estella (-9,5%, 236 personas paradas menos) y Alsasua (-9,3%, 95 menos). La agencia con menor descenso mensual relativo del desempleo ha sido Lodosa (-5% y 81 personas paradas menos en un mes).

Por otra parte, las actividades con un mayor descenso mensual del paro, han sido: los servicios de comidas y bebidas (368 personas paradas menos en un mes), las actividades relacionadas con el empleo, entre las que se incluyen las ETTs (344 menos), el sector primario (272 menos), el comercio al por menor (234 menos), la Administración pública (139 menos), la industria de la alimentación (137 menos) y los servicios de alojamiento (92 menos).

Por último, conviene señalar uno de los elementos más negativos de las cifras de desempleo hoy presentadas, el desempleo de larga duración. A pesar de que se ha dado también un significativo descenso mensual (-6%), actualmente del total de personas registradas como paradas, el 57%, es decir, 21.980 personas, son paradas de larga duración (llevan en situación de paro más de un año). Se trata sin duda de uno de los aspectos más preocupantes por todo lo que ello conlleva.

Contratos y personas en ERTE

Por otro lado, en mayo se registraron 29.159 contratos, un 8,6% más que en el mes anterior (2.297 contratos más). Sin embargo, el aumento mensual de la contratación obedece en exclusiva del crecimiento de la contratación temporal, ya que se ha dado una caída mensual del -22,8% de contratos indefinidos frente al aumento del 11,2% de contratos temporales. Así, del total de los contratos registrados en mayo, el 5,6% han sido indefinidos y el restante 94,4% temporales. En mayo se han registrado 2.112 contratos indefinidos y 24.750 contratos temporales.

En términos anuales (may20-may21) se ha producido un aumento del número de contratos registrados del 104,4% (14.895 contratos más). Hay que recordar que fue a mediados del mes de marzo del pasado 2020 cuando se decretó el confinamiento domiciliario y el cese de las actividades no esenciales.

En cuanto a la contratación acumulada (enero-mayo), en lo que llevamos de año se ha dado un crecimiento de la contratación del 13,2% respecto al mismo periodo de 2020 (enero-mayo). Por tipología de contrato, el aumento anual de la contratación acumulada ha sido la siguiente: los contratos indefinidos han aumentado en un año el 17,1% mientras que la contratación temporal ha crecido un 12,9%.

Finalmente, los datos presentados hoy por parte del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, cifran el número de personas en ERTE en Navarra al terminar mayo en 5.748. Se trata de 968 menos que en abril (un -14,4%). Por su parte, en el Estado el número de personas en ERTE ha descendido mensualmente un -10,2%. De todas formas, si se toma los datos de mayo de 2020 el descenso ha sido del -85,2% en navarra y del –81,9% en el conjunto del Estado.

noticias de noticiasdenavarra