Seat y el grupo VW, con plantas en Martorell y Landaben, apuestan por fabricar el vehículo eléctrico

Wayne Anthony Griffiths asiste al acto celebrado en Moncloa. El proyecto estratégico del Estado, con fondos europeos, tiene dos ejes: 3.160 millones para la cadena de valor del sector, y 1.100 para puntos de recarga

12.07.2021 | 19:29
Pedro Sánchez, durante la presentación del PERTE.

El presidente de Seat España, Wayne Anthony Griffiths, ha asistido al acto de puesta de largo del PERTE de la automoción en La Moncloa.

Tanto Seat como el grupo Volkswagen tienen un papel protagonista en este proyecto estratégico, de ahí la importancia de su participación en este evento.

Según el resumen ejecutivo del PERTE del vehículo eléctrico y conectado (VEC), la inversión prevista asciende a más de 24.000 millones, de los que 4.295 millones los aportará el sector público (principalmente de los fondos europeos Next Generation) y 19.714 millones el privado.

Seat y el Grupo Volkswagen trabajan en el vehículo eléctrico. El consorcio germano dispone de dos fábricas en España: la de Martorell y la de Landaben. Esta última puja por contar con un modelo eléctrico en su factoría, en un momento en que está pendiente el nombramiento del nuevo responsable de la fábrica después del cese fulminante de Emilio Sáenz.

EL PRESIDENTE DE IBERDROLA Y DE TELEFÓNICA


En marzo Seat y el grupo Volkswagen anunciaron su proyecto de electrificación, que incluye fabricar coches eléctricos y una factoría de baterías, en el que cuenta con empresas como CaixaBank, Iberdrola y Telefónica. Por parte de estas dos últimas compañías han acudido al acto del PERTE: Ignacio Sánchez Galán y Emilio Gayo Rodríguez, respectivamente. El rosto de la Generalitat de Catalunya recayó en el secretario de Empresa y Competitividad, Albert Castellanos Maduell.

El PERTE se ha dividido en dos ejes: el impulso del proyecto transformador de la cadena de valor del vehículo eléctrico conectado, con 3.160 millones de dinero público; y las medidas facilitadoras, 1.135 millones procedentes de las administraciones. El primer eje generará una inversión privada de 12.085 millones; y el segundo, de 7.629 millones.

EL PRIMER EJE: 3.160 MILLONES


Esta cantidad se destinará a una línea de actuación integral para el desarrollo y la fabricación del VEC (2.975 millones públicos y 11.900 millones privados), al Plan tecnológico de automoción sostenible (con 80 millones en conjunto y a partes iguales), al Programa espacios de datos sectoriales (con 100 millones conjuntos) y al Programa para integrar la Inteligencia artificial en las cadenas de valor para transformar el tejido económico (90 millones).

EL SEGUNDO EJE: 1.135 MILLONES


De ese total, 1.100 millones públicos y 7.608 millones del ámbito privado serán para el Plan de incentivos a la instalación de puntos de recargas, a la adquisición de vehículos eléctricos y de pila de combustible y a la innovación en electromovilidad, recarga e hidrógeno verde. Aquí están incluidos los 400 millones (ampliables a 800 millones) del Moves III y del Moves Singulares.

DESPLIEGUE DE LA RED 5G


Además 14 millones (inversión pública) y 21 millones (del sector empresarial) serán para el despliegue de la red del 5G, y otros 21 millones (solo hay aportación gubernamental) serán para planes de formación del sector.

250.000 VEHÍCULOS ELÉCTRICOS EN 2030


Todo esto facilitará que en 2023 se puedan alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos en las carreteras españolas y que haya entre 80.000 y 100.000 puntos de recarga desplegados.

Según el PERTE, el impacto de la línea de actuación integral para el desarrollo y la fabricación del VEC será de entre 10.095 y 17.835 millones en el PIB, y de entre 68.125 y 141.214 empleos. El del Plan tecnológico de automoción sostenible de 400 millones y de 1.300 puestos de trabajo; el del Programa de espacio de datos sectoriales de 375 millones (no está disponible el impacto en el empleo) y el del Programa para incentivar la inteligencia artificial de 160 millones (solo está el dato del impacto en el PIB).

El Gobierno también ha cuantificado el impacto del plan de incentivos para los puntos de recarga, la compra de vehículos eléctricos y la innovación en electromovilidad, que será de 6.957 millones en el PIB y 101.304 empleos.

OCHO COMUNIDADES AUTÓNOMAS HAN ASISTIDO A ESTE ACTO


La Comunidad Foral forma parte del consorcio Battchain, coordinado por EIT InnoEnergy, y que está constituido por empresas de Navarra, CAV, Andalucía y Extremadura, con el apoyo de sus administraciones. Esta iniciativa, que quiere cubrir toda la cadena de valor de las baterías eléctricas, desde la extracción de materias primas hasta su reciclaje, aspira a obtener fondos europeos.

Representantes de tres de las comunidades autónomas integradas en Battchain han asistido a la presentación del PERTE: el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, Mikel Irujo; el director de Proyectos Estratégicos del Gobierno Vasco, Zigor Urkiaga Urkiza; y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Además, también han aceptado la invitación del Ministerio de Industria miembros de los ejecutivos de Cantabria, de la Junta de Castilla y León, de la Región de Murcia, La Rioja y de la Generalitat de Catalunya.

noticias de noticiasdenavarra