Navas, que estuvo en Irun, a la espera

Mercado | El central quiere jugar en Osasuna pero el fichaje no se termina de cerrar

09.02.2020 | 23:41
Raúl Navas, en el encuentro de ayer.

Pamplona - "Está parado, se tienen que poner de acuerdo los clubes". Son palabras de Raúl Navas, que estuvo presente en el encuentro de ayer entre su actual equipo, la Real Sociedad, y su probable escuadra de la temporada que viene. El central quiere vestir de rojillo, pero la operación se está demorando más de lo esperado.

Osasuna y Real Sociedad se vieron las caras ayer. No solo los equipos en el terreno de juego. También los clubes en la grada. Braulio y Cata estuvieron presentes viendo el encuentro. A pocos metros de ellos, miembros de la Real Sociedad, aunque no su presidente, algo que impidió que se produjera la charla entre máximos mandatarios que quería mantener Sabalza. Y otro poco más allá, el propio Raúl Navas.

El jugador viajó hasta Irun para presenciar el encuentro de ambos conjuntos después de entrenar por la mañana con la Real Sociedad. El cierre de mercado de Inglaterra hace casi obligatorio su salida. El jugador tiene un acuerdo con Osasuna hace días ya y está deseoso de ponerse a las órdenes de Jagoba. Sabe que la Liga apremia y que cuanto más tarde en resolverse el asunto, más complicado tendrá hacerse con un sitio en el equipo. Y más con la llegada de Roncaglia en el día de ayer.

Osasuna, por su parte, quiere incorporar al jugador. Es petición expresa del entrenador y gusta en la dirección deportiva. Con Roncaglia y David formaría un eje de la zaga preparado para competir en Primera división. Con Perea y Aridane esperando una oportunidad hasta que se recupere Unai.

La operación avanza, pero muy lentamente. De hecho, hubo momentos en la mañana de ayer en los que parecía que podía cerrarse del todo incluso hacerse oficial. Pero no.

Ambos clubes parecen condenados a entenderse, pero mientras no termine de cerrarse, el riesgo de que se rompa por alguna parte, está latente. Y así pasó otro día en el que el central andaluz sigue en la Real, con su overbooking de centrales, y sin incorporarse a Osasuna.

Este fin de semana se antoja fundamental para cerrar unas conversaciones que siguieron incluso ayer por la noche. De esta manera, el jugador se incorporaría el lunes a los entrenamientos y podría estar la semana entera de preparación. Aunque el jugador conoce perfectamente lo que pide Jagoba, necesitará unos días para acoplarse a sus nuevos compañeros.

Habrá que ver en qué acaba todo, aunque apunta a que será con Navas de rojillo, y sobre todo cuándo lo hace.