Motor

Toyota Aygo X Cross: El pequeño da el estirón

01.05.2022 | 09:13
Toyota Aygo X Cross.

El Toyota Aygo siempre ha sido la opción urbana para los amantes de los coches pequeños. Ahora se apunta a la moda 'crossover' y da el estirón para demostrarnos que ha crecido en empaque, aspiraciones y carácter.

Todos, unos en mayor medida que otros, hemos pasado por esa etapa infantil en la que queríamos ser mayores, en la que anhelábamos disfrutar de los privilegios y las ventajas de pertenecer a los grupos de más edad o que simplemente habían dejado atrás su infancia. De crío había dos frases que me ponían de especial mal humor y con las que nuestros padres y tíos nos mostraban que éramos "unos mocosos" y que estábamos al final de la cola para todo. La primera era la de "los chicos: oír, ver y callar" y la segunda nos remataba con un "cuando seas padre, comerás huevos". Si la primera afirmación me crispaba los nervios, la segunda me hacía estallar de ira, literalmente, hasta el punto de que lo normal en mí fuera que me acabara largando y abandonara a los mayores dejándoles con la palabra en la boca.

Hacerse mayor entonces era una ventaja y hoy, en muchos casos, también lo es. Y si no que se lo pregunten al Aygo X Cross, la nueva variante crossover que hace del conocido Aygo, un turismo esencialmente urbano, una propuesta claramente más atractiva sin renunciar a las contrastadas ventajas del pequeño nipón, de hecho las acrecienta. La casa japonesa lo presenta como un "nuevo crossover urbano compacto –mide 3,70 metros de largura, 1,740 de anchura, 1,510 de altura y cuenta con una distancia entre ejes de 2,430 metros-, único en el segmento A, que se basa en la plataforma GA-B de la Nueva Arquitectura Global de Toyota. Se trata de un modelo compacto y espacioso, que ofrece una excelente agilidad, con mayor visibilidad gracias a su posición de conducción elevada, está repleto de tecnología y cuenta con un equipamiento único en su categoría. Disponible en tres acabados: Play, Trendy Edition y Limited Edition, está disponible desde 13.600 euros o por sólo 99 euros al mes con el plan Toyota Easy".

 

Diseñado y producido en Europa, nace para responder a las demandas de la vida urbana e interurbana del conductor europeo. Está claro que aporta una imagen más robusta y llamativa que su predecesor, al tiempo que crece en tamaño (235 milímetros) respecto al modelo al que reemplaza, gana en amplitud interior, capacidad de maletero (aumenta en 60 litros, hasta los 231 litros) y distancia entre ejes (90 mm), y viene a completar la gama crossover de Toyota junto a los Yaris Cross Electric Hybrid, Toyota C-HR Electric Hybrid y Rav4 Electric Hybrid. Su estilo crossover se aprecia claramente también, además de en una estética más consistente, en una mayor distancia libre al suelo (11 mm más que el Aygo) y en un puesto de conducción 55 mm más elevado, lo que reporta mayor sensación de control y visibilidad, algo especialmente agradecido en el siempre estresante tráfico urbano. Otro aspecto en el que el avance es evidente es del confort de marcha, gracias que emplea la plataforma GA-B, la misma que utilizan los Yaris Electric Hybrid y Yaris Cross Electric Hybrid.

En el apartado mecánico Toyota sigue empleando el motor de gasolina de un litro (998 centímetros cùbicos) ya conocido, con 72 CV de potencia máxima y 93 Nm de par máximo, siempre con tracción delantera y disponible con cambio manual de cinco marchas o automático por variador continuo CVT. Con la primera transmisión se anuncian unos registros de 158 km/h, 14,9 segundos de 0 a 100 km/h, un consumo medio de 4,9 litros y 109 gramos de misiones de CO2 por kilómetro; en tanto que con la caja automática lo valores se quedan en 151 km/h, 14,8 segundos, 5 litros y 114 gramos, respectivamente.

Por último, Toyota hace especial hincapié en el equipamiento del nuevo Aygo X Cross. La terminación Play cuenta de serie con llantas de aleación de 17 pulgadas, luz diurna y pilotos de led, antiniebla, volante de cuero, retrovisores de ajuste eléctrico, encendido automático de faros, elevalunas delanteros eléctricos, sistema multimedia Toyota Touch 2 con pantalla táctil de siete pulgadas y conexión Apple CarPlay y Android Auto, cámara de visión trasera y paquete de seguridad Toyota Safety Sense con la misma dotación que los Yaris y Yaris Cross: sistema de seguridad precolisión con detección de peatones y ciclistas, reconocimiento de señales de tráfico, avisador de cambio involuntario de carril con asistente activo y sistema de mantenimiento de la trayectoria y control inteligente de luces de carretera.

El acabado Tendy Edition dispone de carrocería bitono, llantas de 18 pulgadas, faros led adaptativos y cristales traseros oscurecidos, además de añadir intermitentes led, tapicería de cuero parcial, cargador inalámbrico de teléfonos móviles, climatizador automático, sensor de lluvia, retrovisores exteriores eléctricos y térmicos y pantalla táctil de ocho pulgadas. Como colofón, la terminación Limited Edition destaca por su carrocería bitono verde selva con techo negro, llantas de 18 pulgadas, pantalla táctil de nueve pulgadas, tapicería en cuero con pespuntes mandarina, asientos con calefacción, sistema de entrada y arranque sin llave, sensores de aparcamiento delanteros y traseros con frenado automático precolisión y la opción del techo de lona retráctil.

Ya lo ven, tenía razón cuando era pequeño, porque da gusto hacerse mayor.

Disponible desde 13.600 euros, completa la familia 'crossover' junto a los Yaris Cross, C-HR y Rav4

Toyota viste de SUV a su urbano Aygo y lo hace crecer en aspiraciones, tamaño y posibilidades de uso


noticias de noticiasdenavarra