Jorge Ruis Luzuriaga, cocinero estellés, gana el XI Concurso de Tapas Medievales

07.02.2020 | 18:43
Jorge Ruis Luzuriaga con el pincho que ha cocinado.

PAMPLONA.- El cocinero jefe de Bar Florida de Estella, Jorge Ruis Luzuriaga, ganó ayer el XI Concurso de Pinchos y Tapas Medievales con su 'Lingote de Gorrín Pío Navarro', celebrado en la ciudad de Olivenza (Badajoz).

El cocinero navarro, que acumula seis participaciones en el concurso local de Estella y cinco en la final del concurso-certamen internacional, contando con la de ayer, ganó el Concurso con su 'Lingote de Gorrín Pío Navarro', una creación culinaria basada producto autóctono, han informado los organizadores.

El ganador ha señalado que para ellos es "un orgullo representar a Estella-Lizarra. Estamos especialmente satisfechos del triunfo, también por el hecho de que sea nuestra ciudad la que lo ha logrado".

Nacido en una familia de larga tradición hostelera, Ruiz emprendió su proyecto vital en el restaurante Bar Florida hace siete años, su número de la suerte puesto que fue el último concursante en presentar su pincho al jurado, precisamente en séptimo lugar.

Según el ya 'Chef Medieval 2018', el premio es "un acicate, una inyección de positividad para nuestro negocio", puesto que el ejercicio de la hostelería es "muy sacrificado", y son "momentos como éste, los que nos aportan la energía necesaria para seguir creciendo", ha añadido.

El ingrediente central del pincho campeón es un cochinillo de una raza especial, el 'Gorrín Pío Navarro' recuperada en el Valle del Baztán.

"No hace más que darnos satisfacciones. Aporta mucho a nuestra cocina, porque entre piel y carne tiene más porcentaje de grasa que otras variedades, algo hemos aprovechado en la elaboración de nuestro pincho. Al deshacerse a baja temperatura, aporta jugosidad al conjunto", ha explicado.

El pincho se puede comer con las manos, en dos o tres bocados, cada uno con un sabor diferente, puesto que Ruiz Luzuriaga lo acompaña con una crema de ciruelas dulce, yogur, con el mismo jugo de la carne que le da untuosidad y melosidad al sabor, y lo remata con una cebolla encurtida de las huertas de Valdelobos, para completar la tapa "con un necesario punto acidez".

El segundo premio, dotado con 200 euros, ha sido para el cocinero portugués José Mário Magalhães (Marvão-Portugal), cocinero del Restaurante A Adega de Marvão (Portugal), con su 'Amor Perfeito'.

El pincho más original fue el 'Ama' de Juan Antonio Gómez, chef de Villa Lucía Espacio Gastronómico, de Laguardia (Álava).

Además de primero, segundo y más original, han participado también en el XI Concurso los chefs Pedro Rodríguez (Consuegra-Toledo), Gorka Irisarri (Hondarribia-Gipuzkoa), Sergio Bajá (Sigüenza-Guadalajara) y Josefina Nuñez, (Olivenza-Badajoz).

De forma previa a esta cita, los cocineros habían tenido que superar el concurso previo que les había coronado como los mejores cocineros históricos de su comarca.

La filosofía del concurso difiere de otros, añadiéndole un toque especial, ya que entre los ingredientes de sus pinchos los participantes sólo pueden utilizar aquellos que ya existieran en la Edad Media, y además deben tender siempre a usar aquellos que mejor definen a su tierra.

El Concurso Internacional de Pinchos y Tapas Medievales lo han organizado el Área de Desarrollo de la Diputación de Badajoz y la Red de Ciudades y Villas Medievales en colaboración con el Ayuntamiento de Olivenza.