Ministerio y comunidades siguen los pasos de Navarra para paliar la falta de médicos

El Gobierno de Sánchez estudia con las autonomías medidas como el retraso de la jubilación y fidelizar los MIR, vigentes aquí

Osasunbidea fue a la Comisión de Recursos Humanos con el aval foral de la reversión de los recortes de la derecha en la crisis

08.02.2020 | 16:10
La lluvia fue una constante en la concentración convocada por el Sindicato Médico de Navarra en la plaza de Baluarte de Pamplona.

El Gobierno de Sánchez estudia con las autonomías medidas como el retraso de la jubilación y fidelizar los MIR.

Pamplona - El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas plantearon un paquete de medidas técnicas para paliar el problema general de la falta de médicos en muchas especialidades así como tratar de mejorar la atención en Atención Primaria y otros niveles, resentida tras los recortes de la derecha en la época de la crisis que en su mayor parte ya se están aplicando esta legislatura en Navarra. En este sentido, la propuesta de retrasar la edad de jubilación de los médicos ya está en vigor en la Comunidad Foral, donde es posible llegar a los 70 años tras la última ley de Presupuestos. En Navarra también se hace una oferta laboral renovable por seis meses para tratar de "retener a los residentes formados en cada autonomía" (MIR, FIR, PIR...), sugerencia que en forma de "obligación" trasladó alguna consejería en el entorno del encuentro. Finalmente, Navarra es una de las comunidades que ha mantenido el complemento de "carrera profesional" fulminado en otros lugares con los recortes del 2011 y 2012. Esteban Ruiz, director de profesionales de Osasunbidea, que participó en la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional, explicó que, aunque se ven con buenos ojos, de llegarse a un acuerdo global no se derivarían muchos cambios en la realidad navarra. Realidad que, con sus déficits, presenta una mejor situación que la estatal. Sí que consideró como una asignatura pendiente algo de competencia estatal como es levantar el freno de la tasa de reposición para convocatorias de OPE (en este sentido dijo que Navarra ha agotado sus márgenes y sacado todas las plazas de Atención Primaria y Pediatría autorizadas por el Estado en 2018) aunque sigue persistiendo, indicó, un problema real y general de falta de personal formado para diferentes especialidades por lo que más allá del compromiso político y presupuestario vigente, en su opinión, habría que barajar otras medidas facilitadoras mirando al "ámbito extra comunitario", incluso.

La reunión de ayer celebrada en Madrid venía precedida de un encuentro más técnico en el que se habían desbrozado la mayoría de los temas pero tenía el interés mediatico y político de que estaba presidida por la propia ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo. Esto hizo que se personaran también hasta nueve consejeros de diferentes autonomías y tendencias, y que, en los prolegómenos y el post del encuentro se prodigaran declaraciones e informaciones que en algunos casos, al menos en su dimensión, no se correspondían con lo abordado en la mesa como el tema de la "retención legal de los MIR". Según diversas fuentes, hubo propuestas previstas de algunos consejeros, pero no se trataron formalmente en el encuentro.

En cualquier caso, y además de reflexionar sobre medidas que se pueden llevar adelante para mejorar la relación en la atención médico-paciente y las diferentes condiciones laborales del sector (que repercuten en la ciudadanía en forma del nivel del servicio público y que ayer también objeto de una movilización estatal de los sindicatos médicos), el tema nuclear abordado está en el epicentro de todo sistema sanitario: la falta de médicos. Siendo un asunto complejo, tiene dos aspectos sobre los que incidir desde el ámbito administrativo inmediato: la entrada y las salida de este personal. En el primer caso es vital, por una lado, una reorganización de lo relativo a los MIR (y otras especialidades), algo que el ministerio quiere encarar con una reunificación de la normativa formativa. En cuanto la otra parte del sistema, mientras exista falta de aspirantes, el margen de maniobra está en alargar el plazo de jubilación con prórrogas voluntarias de profesionales. En España hay 192.202 médicos a punto de retirarse. Fuera de esto, los facultativos entienden que la mejora de las condiciones retributivas y de condiciones de trabajo (tiempos de atención, reducir sobrecargas, etc) haría que la profesión resultará más atrayente. Esto forma parte de las plataforma reivindicativa del sector médico en todas las autonomías aunque desde Osasunbidea, además de recalcar que está abierta la puerta al diálogo y la negociación, se pone en valor una amplia serie de avances realizados por el gobierno del cambio.

A nivel estatal se van a articular tres comisiones (profesionales, pacientes y administraciones) para abordar cómo mejorar la situación de la Atención Primaria sobre lo que ya existe un informe diagnóstico.

algunas claves

Sobre la jubilación. Una propuesta sobre la que hay un consenso entre autonomías y Estado es facilitar el retraso de la jubilación. En Navarra, hasta 2018, eran posibles prórrogas anuales entre los 65 y los 67 años (si son voluntarias y no hay recambios) pero a partir de este año, el periodo se extenderá hasta los 70 años.

Formación y plazas: 8.402. El Ministerio amplia la plazas de los MIR, FIR, PIR... En Navarra desde hace tiempo se ofrecen 6 meses de trabajo (con una prórroga) al terminar la formación.