Condenado por conducir ebrio, sin carné y a 20 km/h en Olite (AP-15)

Multa de 2.400 euros y 2,5 años sin carné para el acusado, que llegó a empujar su coche en la vía

08.02.2020 | 20:36

pamplona - Un conductor de 36 años, de origen marroquí y domiciliado en una localidad de la Zona Media, ha sido condenado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra a una multa de 2.400 euros y a dos años y medio sin carné de conducir después de ser interceptado en plena autopista AP-15, en el término municipal de Olite, cuando circulaba en plena madrugada sin permiso de conducir, en estado ebrio, sin luces en el vehículo y a 20 kilómetros por hora. De hecho, cuando fue interceptado por la Policía, el procesado se encontraba en mitad de uno de los carriles de circulación empujando el vehículo en dicha autopista.

La Audiencia ratifica así una sentencia del Juzgado de lo Penal 3 de Pamplona y ve probado que el acusado conducía el vehículo tras haber ingerido alcohol y sin haber obtenido antes el carné de conducir. Sobre las 6.30 horas del 20 de enero de 2017, circulaba por el carril derecho de la autopista con un Dacia Sandero en el que tampoco llevaba activado el sistema de iluminación del automóvil y a una velocidad inferior a 20 kilómetros/hora. Una patrulla de la Policía Foral le interceptó cuando el acusado incluso se había bajado del vehículo y estaba empujándolo, momento en el que le dieron el alto. Una vez detenido el turismo, y tras apreciar los agentes los síntomas de embriaguez, como fuerte olor a alcohol y psicomotricidad tambaleante, procedieron a realizarle las pruebas con un etilómetro de precisión. Arrojó un resultado de 0,75 miligramos de alcohol por litro de aire espirado a las 7.06 y 7.21 horas, rehusó el encausado contrastar dichas pruebas con una analítica de sangre.

El acusado recurrió su condena al entender que no había quedado acreditado que él fuera el conductor del vehículo, puesto que cuando fue interceptado estaba fuera del mismo empujándolo. Sin embargo, la Audiencia, al igual que la juez de primera instancia, tiene en cuenta el testimonio de los agentes intervinientes, y manifestó que cuando llegaron a su altura "estaba en el interior del coche e iba muy despacio, sin luces y no paraba". - E.C.