La ONU certifica que la destrucción del planeta es real

Pide a los estados cambios sin precedentes para evitar la catástrofe medioambiental

09.02.2020 | 00:32
Botellas de plástico en una playa en Yenne Todd (Senegal).

nairobi/pamplona - El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha radiografiado los principales problemas ambientales del planeta partiendo del conocimiento científico disponible. Las conclusiones del extenso informe ?740 páginas? Perspectivas del medio ambiente mundial (GEO, sus siglas en inglés) presentado ayer no pueden ser más inquietantes.

El esperado informe reveló datos tan importantes como que actualmente la contaminación atmosférica es la causa de entre 6 y 7 millones de muertes anuales.

Se trata de un fenómeno que se prevé que vaya en aumento y provoque cada año entre 4,5 y 7 millones de fallecimientos hasta 2050, según el estudio, que cumple su sexta edición y está realizado por 250 científicos y expertos de más de 70 países.

Además, el incremento en la utilización de productos químicos provocará, entre otros impactos, una mayor resistencia a los antibióticos y antes de 2050 figurará como una de las primeras causas de muerte en el mundo.

El informe también advierte de que los llamados "disruptores endocrinos", presentes en muchos productos químicos en todos los ámbitos de la vida diaria y de la naturaleza, seguirán alterando la fertilidad tanto en hombres como en mujeres y el desarrollo neurológico de los menores.

También dio que hablar en la Asamblea de Nairobi el informe Enlaces globales: Una mirada gráfica al cambio del Ártico, que revela que esta región sufrirá un aumento de entre 3 y 5 grados centígrados hasta 2050, una situación que "devastará" la zona y elevará el nivel de los océanos en todo el mundo.

Ese estudio alerta de que el deshielo podría despertar al "gigante dormido" que supone esta región y causar más gases de efecto invernadero, así como un incremento en la acidificación y polución de los océanos.

Estas son algunas de las conclusiones más destacadas de este texto, presentado por la directora ejecutiva en funciones de ONU Medioambiente, Joyce Msuya, y el presidente de la Asamblea y ministro estonio de Medioambiente, Siim Kiisler, ente otros.

Msuya y Kiisler estuvieron acompañados por los copresidentes del informe: Joyeeta Gupta, profesora de Medioambiente y Desarrollo en la Universidad de Amsterdam; y Paul Ekins, profesor de la universidad británica College of London.

políticas conjuntas Los expertos defendieron que las políticas conjuntas contra los efectos climáticos tiene más beneficios que las individuales, y abordaron problemas como la producción de alimentos relacionada con el crecimiento demográfico o la producción masiva de plástico.

Hicieron hincapié en que tomar medidas para mitigar los efectos del cambio climático costarían a nivel mundial unos 22 billones de dólares (19 billones de euros) , mientras que si se actúa en ese sentido se generarían unos beneficios en salud de unos 54 billones de dólares (47 billones de euros).

Según el informe, la disminución del consumo de carne y del desperdicio alimentario en países desarrollados y emergentes reducirá en un 50% la necesidad de producir alimentos para los más de 9.000 millones de habitantes que se calcula habrá en 2050.

En la actualidad, el 33% de los alimentos van a la basura en los países desarrollados, de ahí la necesidad de un cambio de modelo de desarrollo porque, de lo contrario, no se conseguirán los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en 2030 ni en 2050. - Efe/D.N.

las cifras

40%

agua dulce. Desde 1970 el 40% de los humedales del planeta han desaparecido. Son unos ecosistemas claves en la lucha contra el cambio climático.

4.000

tierras desertificadas. En 2050 unos 4.000 millones de personas vivirán en tierras desertificadas. La deforestación se ha ralentizado algo pero sigue avanzando en el mundo.

8

toneladas de plástico. Cada año, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los océanos. El 50% de la Gran Barrera de Coral australiana está dañada por el aumento de la temperatura. Los manglares han perdido parte de su área de distribución.