La abuela de los niños de Godella ya había alertado a los servicios sociales

Hace un mes el padre perdió el trabajo, el hijo fue desescolarizado y a la madre “se le iba la cabeza”

09.02.2020 | 00:51
Casa semiderruida que ocupaba la familia en Godella (Valencia).

Hace un mes el padre perdió el trabajo, el hijo fue desescolarizado y a la madre “se le iba la cabeza”.

valencia - Las localidades valencianas de Rocafort y Godella vivieron ayer la primera de las tres jornadas de luto por el asesinato de dos niños el jueves supuestamente a manos de sus padres, a la espera de que las autopsias a los menores o los análisis toxicológicos a sus progenitores puedan esclarecer el crimen.

Aunque la Guardia Civil detuvo anteayer únicamente a María, la madre, también fue ayer arrestado Gabriel, el padre, y se prevé que ambos pasen hoy a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Paterna. Ambos permanecen detenidos permanecen detenidos por un supuesto delito de homicidio.

Las víctimas, un niño de tres años y medio y su hermana de apenas cinco meses, habían sido objeto de seguimiento con anterioridad por parte de la Policía Local de Godella, localidad en la que residían (si bien el mayor estaba escolarizado en el vecino municipio de Rocafort), tras un aviso recibido por familiares. Al parecer la abuela de los pequeños ya alertó a los servicios sociales de la mala situación de los progenitores.

Según reiteró ayer la alcaldesa de la localidad, Eva Sanchis, en una comparecencia en la que no admitió preguntas, la Policía Local fue el pasado lunes al domicilio en el que residían los niños, a raíz de la llamada de un familiar, y que se comprobó que tanto los padres como los menores estaban en "buenas condiciones".

Durante la mañana de ayer, la Policía científica continuó con sus pesquisas en la zona, especialmente en el interior de la casa abandonada, que la familia ocupaba de forma ilegal, y en las inmediaciones de los dos lugares en los que los menores fueron enterrados. En una de las fachadas de ese inmueble, muy deteriorado y situado en una zona aislada, se puede leer la frase "Vais a moror todis" (sic) pintada sobre un gran boquete.

solicitud de empadronamiento El Ayuntamiento de Godella informó de que en los registros municipales no había constancia de que esta familia figurara empadronada en el municipio, aunque estaba en trámite una solicitud de empadronamiento presentada por registro de entrada.

María, que pertenecía a una familia acomodada, se consideraba una antisistema. Ecologista capaz de criticar la tala de árboles, se mostraba muy sensible con las reivindicaciones de los pueblos indígenas sudamericanos y había tomado parte activa en las protestas del movimiento 15-M en 2011 en Valencia, lo que le llevó a ser juzgada y condenada a trabajos sociales.

El Ayuntamiento de Rocafort tiene constancia de que el año pasado trabajó durante tres meses, mientras estaba embarazada, como auxiliar de limpieza, a través de la bolsa de trabajo municipal en la que están inscritas un centenar de personas.

Además, cumplió hace años en la biblioteca de Rocafort trabajos en beneficio de la comunidad, mientras que el padre estuvo trabajando en un restaurante de este municipio.

Al parecer los problemas se agudizaron hace un mes cuando Gabriel fue despedido del trabajo por llegar tarde de forma habitual. La pareja desescolarizó a su hijo con la excusa de que se iban a mudarse. Las amigas de María dejaron de quedar con ella porque "se le estaba yendo la cabeza". - Efe

apuntes

Dos expedientes. Los servicios sociales del Ayuntamiento de Godella habían abierto dos expedientes sobre la familia. El primero, en 2016, a raíz de un "conflicto de convivencia vecinal", y el segundo, esta misma semana tras una llamada de la abuela a la Policía Local de Godella.

Seguidor de los Illuminati. Gabriel, seguidor de los Illuminati, una especie de sociedad secreta contra los "abusos de poder", difundió en febrero en YouTube un vídeo titulado La magia está en no pecar, en el que cantaba.