2.000 navarros dejan de fumar en un año gracias a la financiación del tratamiento

El 35% de los participantes en el programa lleva un año sin consumir, un éxito superior al de otras experiencias

Navarra es la única comunidad que financia estos medicamentos

09.02.2020 | 03:12
Una persona, apagando un cigarrillo en un cenicero instalado en la calle.

Pamplona - Más de 2.000 personas dejaron de fumar el pasado año gracias a la financiación del tratamiento farmacológico implantado por el Gobierno en diciembre del 2017, según los primeros datos de evaluación extraídos por el departamento de Salud. Esto supone un éxito del programa en el 35% de los casos, una tasa superior a la de otros programas implantados en el Estado.

En total, 6.139 personas se beneficiaron en 2018 del programa de ayudas para dejar de fumar del departamento de Salud, que destinó 734.000 euros para subvencionar el coste del tratamiento farmacológico. Esta ayuda es particular en el Estado, pues la Comunidad Foral es la única que financia este tipo de medicamentos. El subdirector de Farmacia, Antonio López, reconoció que se trata de una cantidad importante de dinero, si bien incidió en que no se puede hablar de ella como un gasto, sino como una inversión. "Si hiciéramos un análisis de los años de vida ganados y el coste durante toda la vida de una persona que deja de fumar en edades tempranas veríamos que es una inversión absolutamente rentable", aseguró.

El jefe del Servicio de Salud Comunitaria del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Koldo Cambra, señaló que el 35% de las personas participantes en el programa hace un año o más declararon haberse mantenido sin fumar al año del abandono, una tasa, aseguró, superior a la de otros programas similares implantados en otros países. Estos datos, indicó, son el resultado de una encuesta telefónica a 1.010 personas participantes elegidas aleatoriamente entre las que se incluyeron en el programa en enero y febrero de 2018. La tasa de respuesta a la encuesta fue superior al 92%.

Esta tasa de éxito, trasladada al conjunto de los participantes a lo largo del primer año de funcionamiento del programa, se traduce en que más de 2.000 de las 6.139 personas que han accedido a la financiación de estos tratamientos en el 2018 han dejado de fumar de forma prolongada.

No se encontraron diferencias significativas por sexo (hombres 36%, mujeres 34%), grupo de edad, nivel de renta o área de salud. Respecto al medicamento empleado, las tasas de abandono fueron de 37,6% para bupropion y 37,2% para vareniclina, observándose una menor tasa de éxito para la nicotina (22,7%).

El parámetro que mayores diferencias presenta es el apoyo educativo durante el proceso, el cual recibió el 32% de los participantes en el programa de financiación farmacológico. La tasa de abandono es ocho puntos porcentuales superior entre las personas que recibieron dicho apoyo (40,3%) frente a las que no lo recibieron (32,4%).

La directora gerente de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Santos Induráin, destacó la importancia de esta intervención, realizada a través de los centros de salud. Estos, señaló, llevan años realizando esta tarea de prevención, fortalecida además por la cercanía del servicio. "En Navarra, fruto de las consecuencias que tiene el tabaco, los centros de Atención Primaria llevan desde el año 95 colaborando de manera muy importante con el Instituto de Salud Pública para dar una respuesta adaptada a las necesidades de salud de las personas fumadoras".

Este trabajo de concienciación y apoyo, señaló, se inicia aprovechando el contacto que tienen médicos y enfermeras a través de consejos sobre el abandono del trabajo, pero el apoyo educativo cuenta con una metodología más intensa a través de un programa individual y otro grupal con pacientes fumadores a través de talleres motivacionales.

Para Induráin la potenciación de este método preventivo en Navarra ha sido un éxito en los últimos años, y es que, mientras que en el año 2013 recibieron este apoyo por parte de los profesionales e Atención Primaria 12.707 fumadores y 6.395 exfumadores, el pasado año tuvieron esta atención educativa 22.141 fumadores (un 74% más en cinco años) y 11.636 exfumadores (un 82% más).

Tal y como indicó Antonio López, la adhesión al programa para dejar de fumar con apoyo farmacológico en 2018 fue equitativo entre hombres y mujeres. Sí existen diferencias en cuanto a la edad, siendo los dos grupos de edad con mayor número de participantes el de 50-64 años (41%), y el de 35-49 años (38%). Este último, señaló Antonio López, tiene especial relevancia, ya que en este tramo de edad es donde mayores son los beneficios por dejar de fumar en lo que se refiere a años de vida ganados.

Para el subdirector de farmacia es un dato muy a destacar la alta participación de personas con rentas inferiores a los 18.000 euros, que representaron un 61% del total, pues la prevalencia de tabaquismo es más alta en la población con ingresos y niveles educativos menores. En esta línea se manifestó Koldo Cambra, quien señaló que estas personas "son doblemente más necesitadas porque son más fumadoras y tienen menos recursos para dejar de fumar".

inicios del programa En diciembre del 2017 el departamento de Salud decidió volver a financiar los medicamentos antitabáquicos indicados por la Agencia Española del Medicamento: la nicotina en parches, el bupropion y la vareniclina. Estos fármacos, explicó López, tienen las mismas condiciones de financiación que el resto de medicamento y existe un copago por parte del paciente. "A diferencia de otras comunidades consideramos que la implicación en el copado del medicamento podría reforzar el compromiso del paciente por la deshabituación", explicó. Por este mismo motivo también se decidió financiar un solo tratamiento por año y paciente.

Estrategia de prevención En Navarra existe un programa de prevención del tabaquismo que incluye, además de las ayudas para dejar de fumar, los espacios sin humo y la prevención al inicio del consumo en adolescentes y jóvenes. A juicio del departamento de Salud, el descenso creciente en el número de personas fumadoras se atribuye a la aplicación de un conjunto de medidas en el ámbito internacional, nacional y autonómico y también especialmente a la participación activa de asociaciones profesionales y sociales con los programas de prevención.

Las políticas que la OMS considera más eficaces para frenar el tabaquismo son vigilar el consumo y desarrollar estrategias de prevención, proteger a la población con espacios sin humo, prestar ayuda para dejar de fumar, advertir de los peligros asociados a esta práctica, cumplir la normativa sobre publicidad o patrocinio de marcas de tabaco o una mayor presión fiscal a estos productos.

Según indicó Santos Induráin, en el marco de competencias estatales queda por recorrer un largo camino en lo referente al precio, ya que España es uno de los países donde más barato es el tabaco y también en lo que se refiere al etiquetado y empaquetado genérico, iniciado ya en otros países de la UE.

Tecnología

S'Acabó, La app para dejar de fumar

Gratuita en iOS y Android. No solo los fármacos son útiles a la hora de dejar de fumar, las nuevas tecnologías pueden convertirse en un buen aliado. Entre la oferta disponible se encuentra la aplicación S'Acabó, creada por la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo y disponible de forma gratuita en iOS y Android. Esta app, que cuenta con el respaldo del ministerio de Sanidad, contiene sugerencias para los días previos a intentar dejar de fumar, el primer día sin encender un cigarrillo y los días posteriores, así como consejos de qué hacer ante las situaciones más comunes que incitan a fumar, para evitar las ganas de fumar y para hacer frente a las diferentes molestias que puede padecer en las primeras etapas del cese del consumo del tabaco. Incluye también otras herramientas como avisos sobre las mejoras en salud que va obteniendo, un videojuego para entretenerse cuando se sufra síndrome de abstinencia, un cálculo del dinero ahorrado y una lista previa en la que señalar todo lo que te incita a fumar para luego evitarlo. - L.H.

Tasa de abandono

35%

La tasa de abandono declarado por los participantes que llevan un año o más en el programa muestra que el 35% de ellos no ha vuelto a consumir en este tiempo. Esto, llevado a las más de 6.139 personas que se incorporaron el pasado año al programa, supone que más de 2.000 superarán el año sin volver a consumir.

Por sexo

Mujeres33,5%

Hombres36,4%

Por tramos de edad

15-34 años35,6%

35-49 años34,2%

50-64 años34,8%

Más de 65 años38,2%

Por tramo de renta

Menos de 18.000 euros33,6%

18.000 euros o más36,9%

Por fármaco empleado

Nicotina22,7%

Bupropion37,6%

Vareniclina37,2%

Apoyo educativo

Con apoyo40,3%

Sin apoyo32,4%

prevención

Ayudas. El programa de ayuda para dejar de fumar en Atención Primaria se oferta en los Centros de Salud e incluye seguimiento individual o en grupos de fumadores. Así mismo, desde el pasado año se financian el tratamiento farmacológico para dejar de fumar en las mismas condiciones que el resto de medicamentos.

Espacios sin humo. Desde el año 2010 está prohibido fumar en todos los espacios cerrados públicos y de uso colectivo, eliminando la posibilidad de mantener espacios para fumadores en bares, restaurantes, salas de fiesta, discotecas, locales de ocio, de juego y recreativos, puertos, aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses. Se centra especial atención en centros sanitarios y educativos, prohibiéndose fumar en todo el recinto, incluidos los espacios al aire libre (esto último no se aplica a los centros universitarios). Así mismo, se prohibe fumar en espacios al aire libre destinados a menores como parques infantiles.

Jóvenes. Desde el Instituto de Salud Pública y Laboral se desarrollan distintas acciones destinadas a la prevención al inicio del consumo en adolescentes y jóvenes.