El mirador abierto en la Torre Iberdrola de Bilbao registra más de 3.000 visitas en sus dos primeros meses

El 90% de los asistentes son turistas extranjeros y procedentes del Estado

09.02.2020 | 23:54
Tres jóvenes se hacen un selfi con el móvil durante su visita a la planta 25 de Torre Iberdrola con el fondo de una vista en altura de la capital vizcaina.Foto: José Mari Martínez

El 90% de los asistentes son turistas extranjeros y procedentes del Estado

Bilbao - El mirador de la Torre Iberdrola ha registrado 3.100 visitantes en sus dos primeros meses de actividad después de que se inaugurara el pasado 1 de junio. La posibilidad de observar en una panorámica real de 360 grados de toda la capital vizcaina a 115 metros de altura no ha caído en saco roto y la experiencia ha arrancando con un tirón considerable. Así lo ratificó a DEIA la directora de la Torre Iberdrola, Elena Lázaro, que aseguró que están "satisfechos con los visitantes porque además se ve que aprecian la oferta, pero tenemos que trabajar más para que aumenten su número".

En total, han sido 3.100 personas las que han subido hasta la planta 25 del rascacielos de Abandoibarra para contemplar las vistas del primer mirador disponible en la oferta turística de la villa. En junio, los observadores fueron 1.850, mientras que el pasado mes se quedaron en 1.250. La responsable de la gestión del rascacielos de la eléctrica detalla que alrededor del 70% de los visitantes son extranjeros de procedencias diversas, mientras que el restante 30% son personas del Estado. De esta última cifra, alrededor de 940 curiosos, solo el 10% son bilbainos o de Bizkaia. El resto proceden de diferentes regiones del Estado "destacando los visitantes de Cantabria", apostilla Elena Lázaro.

Hay que tener en cuenta que las visitas solo se pueden efectuar durante los sábados, los domingos y los días festivos, que en junio y julio han sido dos jornadas. En total, 20 días. Otro dato que llama la atención es la gran asistencia de personas de más de 65 años. Suman más del 22% de total y la directora del edificio se pregunta "si es porque la entrada para estas personas tiene un descuento o porque nuestro público objetivo es de edad veterana". Los otros colectivos para los que la tarifa baja de la estándar de 9 euros a 6, como son niños de 3 a 12 años, familias numerosas y estudiantes con acreditación no tienen tanta presencia.

Las excelencias de las vistas de la planta 25 están siendo vendidas ya desde mayo en los hoteles de la villa y las oficinas de turismo pero los promotores de la iniciativa quieren más. Lázaro explica que se tienen que "posicionar más y mejor en las redes digitales para darnos a conocer a todo el mundo".

Más visibilidad

En la actualidad, dentro de la famosa página web TripAdvisor, que cataloga las virtudes de restaurantes, hoteles y atracciones en ciudades del todo el mundo, el mirador de la Torre Iberdrola se ubica en el lugar 20 de la lista de 87 cosas que hay que hacer en Bilbao. "Esa posición tenemos que mejorarla, hay que subir en ese escalafón, y para ello tenemos que tener cada vez más visitantes que opinen sobre su experiencia con nosotros", asegura.

Una opción de conocer Bilbao casi rascando el cielo que por las encuestas que realizan y las comentarios a pie de torre está gustando mucho. "Nos llama la atención que son mayoría los visitantes les dan las gracias al bajar a los vigilantes de la torre cuando han terminado la visita por ofrecer este servicio", destaca la gestora del monolito. Valoran mucho sobre todo la tranquilidad que se respira en toda la visita en un bloque que en fin de semana está sin su actividad de oficinas.

Otro dato que da cuerpo a esas sensaciones positivas es que de las 40 opiniones dejadas por los visitantes en la mencionada web de TripAdvisor todas las puntuaciones son excelentes excepto una que es muy buena. No hay ninguna negativa.

A partir de septiembre se va a buscar más fórmulas para elevar el número de visitantes y Torre Iberdrola quiere trabajar con más intensidad con las instituciones locales. "Son las que tienen más conocimientos del sector turístico y queremos que nos asesore como especialistas para poder posicionar mejor este producto entre los visitantes", reflexiona Elena Lázaro. De todas formas, en diciembre, Torre Iberdrola efectuará una evaluación de la experiencia acumulada para determinar cuál es su futuro.