Más de 500 menores pasan el confinamiento al cuidado de entidades de intervención social en Navarra

22.04.2020 | 11:09
Menores extranjeros estudiando.

Más de 500 menores pasan el confinamiento al cuidado de entidades de intervención social en Navarra, según estimaciones de las organizaciones que conforman la Asociación Navarra de Entidades de Intervención Social (ANEIS).

Son menores que se encuentran en situación de vulnerabilidad social por causas como el abandono o desamparo por parte de sus progenitores, ser víctimas de violencia intrafamiliar o permanecer irregularmente en España sin acompañamiento de personas adultas.

Para cubrir las necesidades de estos menores en riego de exclusión social, el Gobierno de Navarra tiene establecidos diversos programas o servicios de acogimiento residencial que se prestan en colaboración con varias entidades, normalmente sin ánimo de lucro.

Estas entidades gestionan los pisos o viviendas donde residen los menores, "a quienes se les presta toda la atención, mimo y cuidado por parte de las educadoras sociales que están a su cuidado, entre otros profesionales que prestan sus servicios en dichos recursos", ha destacado ANEIS en un comunicado.

Según ha indicado, desde que se suspendieron las actividades académicas el pasado 16 de marzo, y al igual que el resto de menores en edad escolar, los menores que residen en recursos asistenciales deben continuar su formación a distancia, siendo las educadoras sociales quienes se encargan de realizar los mismos nuevos cometidos que ahora están prestando los padres y madres del resto de niños durante el estado de alarma.

"Se dan casos en los que las educadoras sociales acuden a los centros escolares a recoger y entregar las tareas de los menores a su cuidado, les proporcionan apoyo escolar, y tratan de llenar con juegos y actividades las largas horas de confinamiento", han explicado desde la asociación.

A su juicio, "las educadoras sociales, al igual que el resto de profesionales del sector sociosanitario, se merecen recibir el público reconocimiento por su encomiable labor durante esta crisis sanitaria". Y ha remarcado que "muchas de ellas son madres con niños pequeños en edad escolar, que diariamente dejan a sus hijos en sus casas para atender las necesidades de otros niños vulnerables".

"Es digno de reconocimiento su profesionalidad, entrega y compromiso por desempeñar en unos momentos tan difíciles una labor que resulta esencial para el mantenimiento de la dignidad social", ha reivindicado la asociación.

Para ANEIS, "existe un profundo desconocimiento sobre la labor que prestan las educadoras sociales y demás profesionales del sector sociosanitario".

Y ha remarcado que "en Navarra hay más de dos mil personas que trabajan en programas y servicios de acción e intervención social en apoyo de colectivos de personas vulnerables que también se merecen el aplauso y reconocimiento social, sin desmerecer al resto de profesionales que prestan sus servicios en actividades esenciales".