Salud hará análisis de anticuerpos a sanitarios para conocer su nivel de inmunidad ante un eventual rebrote

Este estudio serológico se realizará a 17.000 profesionales, entre ellos personal sociosanitario, antes del 30 de junio. El objetivo también es hacer de centros sanitarios y residencias lugares seguros

17.06.2020 | 01:03
Una enfermera extrae sangre a una mujer en uno de los boxes del circuito de Refena.

Pamplona – El departamento de Salud del Gobierno de Navarra inició el pasado lunes un programa para cribar y detectar anticuerpos a más de 17.000 profesionales sanitarios y sociosanitarios con el objetivo de tener una fotografía del estado serológico de este colectivo que ha estado en primera línea de batalla durante la crisis sanitaria. El programa –denominado SEPROSANA (Seroprevalencia de Profesionales Sanitarios y Sociosanitarios de Navarra) – tiene tres objetivos: por un lado, se busca identificar a quienes hayan podido desarrollar anticuerpos sugestivos de inmunidad; por otro, conocer el impacto que el coronavirus ha tenido en cada profesional de cara a estar preparados ante un posible rebrote tras el verano; y, por último, detectar posibles infecciones asintomáticas para hacer que los centros sanitarios y sociosanitarios sean lugares seguros frente al covid-19.

En concreto, los test se están realizando en el circuito de Refena por la técnica ELISA, prueba de un elevado grado de fiabilidad que analiza si se ha estado en contacto con el virus y si se han desarrollado anticuerpos, tanto de tipo IgM (que pueden indicar infección activa) como IgG (que se asocian al desarrollo de inmunidad). En caso de que se detecten anticuerpos compatibles con una infección actual, se realizará una prueba de PCR para confirmación.

El subdirector del Servicio de Urgencias de Navarra, Kiko Betelu, y la jefa de Urgencias Extrahospitalarias de la Comarca de Pamplona, Pilar Sola, explicaron ayer que la idea es realizar las pruebas a todos los profesionales antes del 30 de junio y tener los resultados a principios de julio. "El trabajo está siendo exhaustivo y los resultados de las pruebas están listos de un día para otro", señaló Sola.

Después, este estudio se repetirá en septiembre, apuntó Betelu, y de esta forma se podrá conocer "el estado individual de cada sanitario y cada sociosanitario ante un eventual segundo brote de la pandemia y, por lo tanto, se podrán tomar medidas preventivas y redistribuir sus puestos". Sobre esto, Betelu explicó que se barajan tres escenarios de cara al otoño: que sea un brote parecido al de cualquier otro virus; que el covid se sume a la gripe y suponga una complicación para el sistema sanitario; o la situación más grave en la que se produzca un brote como el primero.

De momento, se han registrado en el programa más de 17.000 profesionales, de los que casi 11.000 pertenecen a la red pública, 2.400 a la red privada y 4.000 al ámbito residencial. Para el personal de la red pública, la extracción de sangre se está realizando en Refena para los profesionales del Área de Pamplona, mientras que los de Estella y Tudela deben ir a los hospitales García Orcoyen y Reina Sofía, respectivamente. El procesado de las muestras se realiza en el laboratorio de Microbiología del CHN.

"El trabajo está siendo exhaustivo y los resultados están listos de un día para otro"

Pilar Sola

Jefa de Urgencias de Pamplona

"Con este estudio se podrán tomar medidas preventivas ante un eventual rebrote"

Kiko Betelu

Subdirector del Servicio de Urgencias

noticias de noticiasdenavarra