Restringen la actividad en Murchante para frenar la transmisión de covid-19

Desde el Consistorio han apuntado que el incremento de los contagios (en la actualidad hay 70 positivos confirmados) es "alarmante" y "preocupante"

11.09.2020 | 14:38
Fachada del colegio público Mardones y Magaña, en Murchante.

El Ayuntamiento de Murchante adoptará a partir de este sábado "medidas excepcionales" ante el aumento "exponencial" de casos positivos de covid-19 en el municipio.

Desde el Consistorio han apuntado que el incremento de los contagios (en la actualidad hay 70 positivos confirmados) es "alarmante" y "preocupante" y ha obligado a "cerrar los edificios municipales" y "suspender cualquier tipo de actividad" que se lleve a cabo en estas instalaciones.

Entre la batería de medidas que entrarán en vigor este sábado figuran la clausura, hasta nueva orden, de los parques públicos y jardines, así como del polideportivo, el campo de fútbol municipal y el circuito de motocross.

Tampoco funcionarán otras instalaciones como el centro cívico, el servicio aula de respiro, la escuela de música o la casa de cultura, si bien la biblioteca seguirá desarrollando su actividad ordinaria.

Asimismo, se suspende el mercadillo de los viernes, ubicado en la calle Triunfante.

En el comunicado, firmado por la alcaldesa accidental Lara Bartos, se ruega a los vecinos de Murchante "la mayor responsabilidad" y "concienciación" para frenar esta nueva curva de contagios.

Asimismo, se recuerdan las normas ya conocidas, como el lavado de manos con gel hidroalcohólico o agua y jabón, mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros y el uso de la mascarilla.

También se recomienda limitar al máximo las reuniones sociales (un máximo de seis personas no convivientes) y permanecer en casa el mayor tiempo posible y salir sólo a la calle para realizar gestiones imprescindibles.

Bartos, que sustituye en el cargo al primer edil murchantino, Luis Sancho, ingresado por coronavirus en el hospital Reina Sofía de Tudela, señala que estas medidas excepcionales han sido consensuadas con el departamento de Salud y con los profesionales de la Zona Básica de Salud de Cascante.

Las medidas que se mantendrán mientras la curva de contagios no pueda controlarse y, siempre y cuando, el Gobierno de Navarra no imponga otras más restrictivas.