Financiación de la UPNA, 85% pública y 15% de matrícula del alumnado

Comptos valora el cumplimiento de la UPNA de recomendaciones de gestión y pide continuar con la contabilidad analítica

22.12.2020 | 10:24
Exterior de la biblioteca de la UPNA

El 85 % de la financiación de la UPNA es pública y el 15 % procede de la matrícula del alumnado, según la Cámara de Comptos que valora el cumplimiento de las recomendaciones de gestión y pide continuar la implantación de la contabilidad analítica para conocer los costes asociados a la actividad docente e investigadora.

Respecto a la financiación precisa que los citados porcentajes se refieren a la actividad docente básica, grados, master y doctorados, según informa la Cámara de Comptos en su informe sobre la implantación de la contabilidad analítica en la Universidad Pública de Navarra y el seguimiento de las recomendaciones del informe de 2017.

El informe recuerda que el establecimiento de un sistema de contabilidad analítica es necesario para calcular el precio de las matrículas universitarias, concretadas en un porcentaje de dicho coste.

En 2011 la Conferencia General de Política Universitaria del Ministerio de Educación aprobó el modelo de contabilidad analítica para universidades, un modelo de carácter obligatorio para que la información proporcionada por todas las universidades públicas fuera homogénea y comparable.

El rector de la UPNA aprobó ese mismo año la resolución para implantar la contabilidad analítica, recuerda Comptos, que añade que se diseñó un plan de implantación con medios propios que no ha concluido. Su puesta en marcha se ha retrasado hasta la aprobación del nuevo modelo de contabilidad, actualmente en fase de análisis.

El informe ofrece datos sobre la financiación del centro, destacando el convenio plurianual firmado entre el Gobierno de Navarra y la UPNA en 2017.

La Cámara de Comptos considera que ese modelo "supone un avance importante respecto a anteriores convenios anuales de financiación" al permitir un marco de financiación estable; además, introduce indicadores para el cálculo de los componentes de financiación y objetividad en la asignación de recursos públicos.