Las ayudas al alquiler siguen en 2021 para trabajadores en ERTE o despedidos por la covid

Vivienda aumenta un 37% las subveciones a la rehabilitación de edificios

30.12.2020 | 00:34

PAMPLONa – Los presupuestos para 2021 del Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra contemplan en su conjunto un techo de gasto de 58 millones de euros, lo que representa una subida del 27% respecto al ejercicio anterior. Las partidas que experimentan un mayor incremento son las destinadas a intensificar las políticas de rehabilitación de edificios e intervenciones de regeneración urbana, dentro de una estrategia de mejora del parque residencial y recuperación de la ciudad existente, tanto en barrios de entornos urbanos como en pueblos del medio rural. Las ayudas y subvenciones a la rehabilitación crecen en un 37% al pasar de los 26 millones de euros del presente ejercicio a los 35,8 millones previstos para el próximo año. Además de estas ayudas, y en esta misma estrategia, el presupuesto proyectado en la Dirección General de Vivienda dedicará 1,2 millones –con un incremento del 10%– a subvencionar las nueve Oficinas de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVE) repartidas por todo el territorio de la Comunidad Foral, "que juegan un papel fundamental de cercanía en el asesoramiento, apoyo y acompañamiento a las personas y comunidades que promueven proyectos de rehabilitación protegida", destacó el vicepresidente Aierdi.

En el incremento presupuestario del 26,8% respecto al año anterior destaca, además de la apuesta por la rehabilitación, la ampliación de las ayudas al alquiler de vivienda, libre o protegido. Así, una de las principales novedades contempladas en el presupuesto de Vivienda es la ampliación de los programas EmanZipa y David de ayudas al alquiler libre para personas jóvenes y familias vulnerables. Desde la declaración del estado de alarma, estos programas se abrieron también a aquellas personas que, debido a la covid-19, atraviesen por dificultades para hacer frente a sus rentas de arrendamiento de vivienda por haber visto reducidos sus ingresos, tales como trabajadores cuyas empresas estén incursas en algún ERTE o personas que pierdan su empleo. Esta cobertura extraordinaria se mantendrá durante todo el año 2021. Además, la partida de subvenciones para personas y familias inquilinas en promociones públicas o privadas, pero en régimen de arrendamiento protegido, crece en un millón de euros y asciende a 14,6 millones.

La Dirección General de Vivienda ha introducido por primera vez en 10 años una partida de casi medio millón de euros reservada para que el Gobierno foral pueda ejercer el derecho de tanteo y retracto de las operaciones de compraventa de vivienda protegida, "una acción destinada a garantizar la función social de la vivienda y evitar que la VPO se convierta en un bien de inversión o incluso especulativo", apuntó Aierdi.

noticias de noticiasdenavarra