Incautadas 107.738 plantas de marihuana en una operación en Andalucía y Cataluña

La Guardia Civil ha detenido a cinco presuntos miembros de un grupo criminal dedicado al cultivo, elaboración, venta y distribución de la marihuana, en el marco de la operación Indalo 50 Krampus

08.04.2022 | 10:30
Imagen de archivo de una planta de marihuana.

La Guardia Civil ha detenido a cinco presuntos miembros de un grupo criminal dedicado al cultivo, elaboración, venta y distribución de productos derivados del cáñamo en una operación antidroga desarrollada en Almería, Córdoba y Barcelona en la que han sido intervenidas 107.738 plantas de marihuana.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota, en la operación Indalo 50 Krampus los agentes se han incautado además de 10.300 esquejes de plantas de cannabis, 498,95 kilos de picadura de cannabis, 908,95 kilos de cogollos de cannabis, 620 gramos de hachís, 2.779 productos derivados del cáñamo y 1.447 envases de cogollos preparados para su venta.

Durante una inspección rutinaria para el control de cultivos de cáñamo industrial, los agentes detectaron una finca en El Ejido (Almería) en la que se había plantado este vegetal y su producción se estaba destinando a fines no industriales.

La Guardia Civil ha recordado que solo se puede cultivar cáñamo para la producción de fibra o semillas, y solo si se cuenta con autorización expresa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se puede destinar a fines científicos, médicos o de investigación.

En un primer momento fueron detenidas dos personas en la finca, donde los agentes aprehendieron 61.400 plantas de cannabis.



Posteriormente, los investigadores averiguaron que una empresa distribuidora de productos derivados del cáñamo con sede en Barcelona tendría una presunta relación con los arrestados, utilizando una tienda en Internet para la venta al por mayor y a usuarios particulares de cogollos y otros productos similares.

Más adelante, los agentes encontraron supuestas vinculaciones entre esta tienda virtual y cuatro plantaciones de cannabis, así como con una nave industrial en la provincia de Córdoba.

En este último punto fue intervenida maquinaria para el tratamiento de los cogollos y la obtención de resina de hachís.

Tras las inspecciones realizadas, los investigadores desmantelaron una sala especialmente acondicionada para la producción de esquejes de cannabis con lo que "se dificultaba la trazabilidad de las plantas y el control de las plantaciones".

Como resultado de la operación, los cinco detenidos por delitos de cultivo y elaboración de cannabis han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de El Ejido, y se han intervenido 107.738 plantas de cannabis y otros productos en once entradas y registros en las provincias de Almería, Córdoba y Barcelona.
noticias de noticiasdenavarra