Sancet, una puesta de largo con buen sabor

DEBUT | Es el resultado del trabajo de muchos años”, destacó el navarro tras iniciarse con victoria contra el Barça en San Mamés

10.02.2020 | 00:33
Oihan Sancet, ante Rafinha en su debut como jugador rojiblanco.

Bilbao - La noche del pasado viernes tardará en ser olvidada en Bilbao, y no sólo por el memorable gol de Aduriz. Y es que un nuevo cachorro consumó su debut como león para satisfacción propia y colectiva. El protagonista no fue otro que Oihan Sancet (Pamplona, 25-04-2000), un centrocampista llamado a tener un notable impacto en el centro del campo de un equipo al que se sumó el sábado en términos oficiales. Después de completar su segunda pretemporada con la primera plantilla y de convencer durante el verano a Gaizka Garitano, el navarro se coló entre los diecinueve convocados para afrontar el choque ante el Barça y superó la competencia de Mikel San José para asomar en el banquillo. En la segunda mitad, con el empate liderando aún el marcador, el técnico no se lo pensó.

Corría el minuto 65 cuando Sancet fue llamado a filas por Garitano, quien dio vuelo al navarro bajo una atronadora ovación retirando del campo a Óscar de Marcos y situando en la banda derecha del ataque a Raúl García. Sancet, que ocupó la media punta, dispuso de unos minutos que permanecerán de por vida en su memoria por mucho que los nervios le jugaran una mala pasada en determinadas acciones del envite. "Estoy muy contento por la victoria y por mi debut, porque es el resultado del trabajo de muchos años", subrayó tras la conclusión del encuentro el navarro, quien desveló que Garitano le pidió antes de entrar al campo que "apretara arriba, estuviera tranquilo e hiciese lo que sé hacer" al calor de una camiseta que "voy a guardar para toda la vida y la pondré en mi casa en un cuadro".

MÁS OPORTUNIDADES A pesar de que alternará el Bilbao Athletic con el primer equipo durante el curso, Sancet tiene claro que va a hacer "todo lo posible para trabajar, pelear y estar siempre a tope, aunque después será el míster quien decida". La grave lesión de rodilla que sufrió al principio del pasado curso es historia para el pamplonés, quien apunta al respecto que "salí de ella con trabajo y esfuerzo, no tengo ninguna molestia y he conseguido estar a mi nivel de antes".