Torres ya suplió a Oier con el Málaga en El Sadar

Alternativas | Perea, un central y Moncayola son otras opciones

09.02.2020 | 01:20

Pamplona - No se trata de la primera ocasión en la que esta temporada Oier se pierde un partido de Osasuna por sanción. Ya ocurrió en la jornada 12ª, en la que Osasuna recibió en la tarde del sábado 3 de noviembre la visita del Málaga. En aquella cita, que se resolvió a favor de los rojillos con remontada (2-1), fue Roberto Torres el encargado de acompañar a Fran Mérida en el eje del centro del campo, aunque el entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, podría manejar otras alternativas, entre las que se encuentran apostar por Luis Perea, adelantar la posición de uno de sus centrales, reclutar para la causa a un futbolista del filial -en este caso Jon Moncayola sería el más apropiado por actuar habitualmente en ese puesto- e incluso variar el esquema de juego del equipo. Y es que la opción de volver a incluir a Íñigo Pérez en el once inicial por segunda jornada consecutiva está descartada por los problemas físicos del pamplonés.

En cualquier caso, la opción de que Roberto Torres sea el elegido para ocupar la vacante que va a dejar el sancionado Oier en el centro del campo podría verse alterada por los problemas gástricos que el futbolista de Arre arrastra desde la pasada semana. De hecho, el canterano ya solicitó a su técnico ser sustituido en los primeros minutos de la segunda parte del partido del pasado domingo por este motivo y, aunque ha experimentado una leve mejoría, todavía se encuentra débil físicamente. No obstante, Torres se ha ejercitado con relativa normalidad durante esta semana.

Para apostar por otras opciones, Arrasate tendría que arriesgar con Luis Perea, que acaba de salir de una lesión y lleva mes y medio sin competir, mientras que más rocambolesco resultaría alterar el sistema defensivo o recurrir al filial en una situación tan comprometida. Además, el entrenador también necesita relevos para Íñigo Pérez y Juan Villar, que tampoco podrán jugar contra el Tenerife. Al preparador vizcaíno le va a tocar devanarse los sesos. - J.L.