Amaya: "No existe dinero para comprar la dignidad"

23.01.2020 | 14:17
El exjugador del Betis Antonio Amaya, acompañado de su abogado, llega a la Audiencia Provincial de Navarra.

Los exjugadores del Betis Antonio Amaya, Jordi Figueras y Xavi Torres han negado este jueves haber recibido dinero por parte de Osasuna para ganar, empatar o perder algún partido en la temporada 2013/14.

Los futbolistas han declarado este jueves como acusados de recibir dinero por parte de exmandatarios de Osasuna para ganar al Valladolid y para dejarse ganar ante el club 'rojillo' en sus dos últimos partidos de la temporada 2013/14 en los que los verdiblancos ya estaban descendidos.

El primero en declarar ha sido Antonio Amaya, quien ha contestado únicamente a su abogado, y que ha negado recibir dinero para ganar o dejarse perder. "Jamás, no existe dinero para comprar la dignidad", ha manifestado.

Amaya ha asegurado que el exgerente de Osasuna Ángel Vizcay "jamás" le dio "un euro" y ha afirmado que le había visto "una vez en la vida, en el hotel Los Galgos junto a Jesús Peralta -exdirectivo del club- en la que se habló de un incentivo por ganar al Valladolid, cosa que no se cumplió".

Sobre las salidas de dinero de Osasuna, el defensa ha destacado que "todos los exdirigentes dicen que Vizcay saca dinero de las arcas de Osasuna". "Sólo le queda intentar repartir la basura pero está claro que el dinero se lo ha quedado él", ha aseverado.

Por otro lado, ha explicado que en 2014 se compró un vehículo porque es "un caprichoso de los coches" y cambiaba "cada cinco o seis meses" y ha aclarado que vendió su vehículo a su cuñado a mediados de mayo por el que recibió 23.000 euros en efectivo. "Pactamos que me pagaría los otros 13.000 euros cuando vendiera su coche", ha advertido sobre una cantidad que, a los dos o tres días, ingresó en su cuenta porque era dinero suyo "legal". "Se puede ver que el seguro lo di de baja y hay un papel de compraventa de la tienda", ha remarcado.

El madrileño ha explicado que esos 13.000 euros por la venta del coche se lo quedó en su casa porque le gusta tener "efectivo" y que desde que comenzó a jugar en el Rayo Vallecano con 18 años cobraba "siempre en efectivo". "No he tenido una nómina en el banco nunca en el Rayo Vallecano, y me acostumbré a vivir con dinero en efectivo", ha añadido.

Igualmente, ha asegurado que de estos 13.000 euros salieron 900 que pagó como una señal para un piso en junio, y que, por esas fechas, se compró una moto por 4.000 euros que pagó en tres veces. "Me tocaron mil y pico euros en el casino y al día siguiente me permití el capricho de dar esa señal para la moto", ha indicado.

Finalmente, ha justificado que, en diciembre de 2014, sacara 10.000 euros en efectivo y, a los pocos días, otros 4.000, insistiendo en que prefiere "más tener el dinero en casa que en el banco".