Conoce al primer rival copero de Osasuna: La UD Tomares

El club sevillano milita en la quinta división estatal

16.11.2020 | 20:17
La plantilla de la UD Tomares celebra el pase a la primera ronda de la Copa del Rey.

920 kilómetros separan El Sadar con el Municipal San Sebastián, el campo donde juega sus partidos como local la Unión Deportiva Tomares, el primer rival copero de Osasuna, que cuenta con una capacidad para albergar un millar de espectadores en unas gradas que a día de hoy se encuentran vacías por las medidas de prevención de la pandemia, a pesar de que la gente que vive en los alrededores se asoma a los balcones.


El club, en palabras de su director deportivo, Antonio González, "va a hacer todo lo que esté en su mano para disputar el encuentro en su campo", pero, si el Municipal de San Sebastián no superase el pertinente informe de la Real Federación Española de Fútbol, la directiva está buscando alternativas y podrían solicitar al Sevilla el Ramón Sánchez-Pizjuán o las instalaciones deportivas José Ramón Cisneros, al Real Betis el Benito Villamarín e, incluso, solicitarían a la Federación Andaluza jugar en La Cartuja, con el fin de "presentar un estadio acorde a la altura de un club de Primera División como es Osasuna", aunque no esconden que, puestos a elegir, hubieran preferido al Betis o Sevilla, por la "afinidad que tenemos con ellos".

Pero, ¿quiénes componen la UD Tomares y cómo han llegado a enfrentarse a Osasuna? Esa es una pregunta recurrente que se hizo la afición rojilla una vez se dio a conocer el emparejamiento. A escasos kilómetros de Sevilla, este club de la División de Honor –categoría intermedia en Andalucía entre Tercera y Regional– presenta una media de edad de 22-23 años.


La UD Tomares, una vez conoció que Osasuna iba a ser su rival en Copa

La UD Tomares, actual líder de su subgrupo, estrena entrenador esta temporada, también un hombre de la casa, que emplea un "4-3-3 con un pivote defensivo y dos interiores, con buen trato de balón". Cuando se paralizó la competición, este club andaluz, que estaba peleando por ascender a Tercera, se quedó a las puertas de subir de categoría, una situación similar por la que atravesaron otros clubes. La Federación decidió que todos los equipos que se quedaron sin ascenso disputasen una Copa Federación, y que los dos finalistas se clasificasen para la ronda previa.

En la ronda previa, la UD Tomares superó al Chinato y en el sorteo ha quedado emparejada con Osasuna, "un club similar por la filosofía de cantera". Y es que, a pesar de que los sueldos de estos jugadores oscilan entre los 80 y los 120 euros mensuales, el mayor premio que tiene el club es que sus jugadores del fútbol base acaben en las canteras de los grandes clubes de la comunidad. "Cada año, entre 5 y 7 chavales del fútbol base pasan a las canteras del Sevilla, Betis, Cádiz, Almería y Granada", el motivo por el que Antonio González se siente verdaderamente orgulloso.