El mal fario de Unai García

Es sustituido tras lastimarse la rodilla izquierda en el minuto 50 y, aunque en el club confían en que no sea una lesión grave, prefieren esperar al resultado de las pruebas

23.05.2021 | 01:09
El mal fario de Unai García

La mala suerte se cebó ayer con Unai García. El central navarro, que encadenó ante la Real Sociedad su tercer partido como titular, tuvo que ser sustituido en los primeros minutos de la segunda parte tras lastimarse la rodilla izquierda. Aunque, según informó Osasuna al término del choque, tras la primera exploración existe un moderado optimismo en el seno de la entidad y confían en que no se trate de una lesión de gravedad, lo cierto es que el club se remitió a los resultados de las pruebas que le realizarán mañana lunes al futbolista para conocer el alcance exacto de su percance.

"No me atrevo a decir nada sobre Unai porque no es la primera vez que le ocurre algo en la rodilla y prefiero esperar a las pruebas para valorar su estado", explicó el entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, en su comparecencia telemática ante los medios a la finalización del partido de ayer. Y no le falta razón al técnico, porque Unai García ya se rompió hace un par de años el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, concretamente el 4 de mayo de 2019 en un choque contra el Alcorcón que terminó en tablas (0-0) cuando los rojillos estaban a punto de sellar matemáticamente su último ascenso a Primera.

El encuentro de ayer terminó para Unai García en el minuto 50, cuando se retorció de forma antinatural su rodilla izquierda al lanzarse al suelo para cortar un avance de Isak en el centro del campo. Aunque la acción continuó, el defensor navarro se quedó tendido en el suelo con ostensibles gestos de dolor. "Nos hemos asustado al ver la acción", explicó Arrasate en rueda de prensa, aunque la confianza en Osasuna en que no se trate de una lesión de gravedad fue en aumento con el paso de los minutos, eso sí, una euforia moderada hasta conocer los resultados de las pruebas que mañana lunes le harán al futbolista en la Clínica Universidad de Navarra.

Otro buen síntoma es que el jugador se retiró al vestuario por su propio pie, aunque con una notoria cojera, y el propio Unai García rebajó la tensión respondiendo a las preguntas del médico, como se pudo comprobar en la televisión.

noticias de noticiasdenavarra