Un SOS en la arena salva a tres náufragos

05.08.2020 | 09:57
Soldados saludan a uno de los rescatados

Tres hombres que se quedaron varados en Pikelot, una remota isla de la Micronesia (en el Pacífico Sur), fueron rescatados por las autoridades australianas y estadounidenses después de divisar un enorme SOS escrito sobre la arena de la playa.

Los hombres, tres marinos micronesios, habían partido el 30 de julio en una embarcación de 7 metros para un viaje de 42 kilómetros entre los atolones de Pulawat y Pulap, cuando al quedarse sin combustible fueron arrastrados hasta la isla Pikelot, a 190 kilómetros de donde zarparon, informó el Ministerio de Defensa de Australia.

Las islas están a unos 800 kilómetros al sur de Guam, por lo que el Centro de Coordinación y Rescate de Guam emitió una alerta al conocer la desaparición, que ha durado tres días.

Los tres hombres micronesios fueron vistos por primera vez por un petrolero KC-135 de la Fuerza Aérea de EEUU que operaba desde la base de la Fuerza Aérea Andersen en Guam después de buscar durante tres horas, según una publicación en la página de Facebook de la base.

"Estábamos hacia el final de nuestro patrón de búsqueda", dijo el piloto KC-135, el teniente coronel Jason Palmeira-Yen, en la publicación. "Nos volvimos para evitar algunas lluvias y fue entonces cuando miramos hacia abajo y vimos una isla, así que decidimos echarle un vistazo y vimos la señal de SOS y un bote justo al lado en la playa. Desde allí llamamos a la Defensa australiana porque tenían dos helicópteros cerca que podían ayudar y aterrizar en la isla".

Australia incluyó el envío del buque de guerra Canberra, que navegaba entre Australia y Hawái (Estados Unidos). Este les entregó agua y comida y analizó el estado de salud de los tres desaparecidos. Mientras tanto, la Guardia Costera de EEUU, de Hawái, dejó caer una radio a los hombres para que pudieran comunicarse con una patrulla micronesia enviada desde Yap.

La covid también presente 


Un comunicado de la Guardia Costera estadounidense dijo que los rescatistas y los marineros mantuvieron la distancia de seguridad debido al coronavirus.

"Después de las conversaciones entre los socios que respondieron, se decidió que el curso de acción más seguro, tanto para los equipos de las agencias de respuesta como para los marineros, era limitar la exposición entre ellos debido a la pandemia del coronavirus", dijo un comunicado de la Guardia Costera.

"Estoy orgulloso de la respuesta y la profesionalidad de toda la tripulación en el cumplimiento de nuestro deber de contribuir en la seguridad de las vidas en altamar en cualquier lugar del mundo en el que estemos", dijo en el comunicado el comandante del Canberra, Terry Morrison.

Tras la misión internacional, las autoridades de Micronesia, una nación del Pacífico Occidental de más de 600 pequeñas islas, enviaron un barco de patrulla para llevar a sus ciudadanos a casa.

La isla deshabitada de Pikelot, de menos de medio kilómetro de largo, es un atolón isla coralina oceánica muy boscoso y hogar de una colonia de aves marinas y sitio de anidación de tortugas.

No es la primera vez que ocurre algo parecido, en 2016 la marina estadounidense encontró a una pareja varada en la deshabitada isla micronesia de East Fayu durante una semana, después de escribir un gran SOS en la arena, como ha ocurrido en el caso de los tres marinos.

noticias de noticiasdenavarra