Los niños de hasta 14 años podrán acompañar a un adulto a la compra o al banco

En ningún caso podrán salir de paseo a partir del 26 de abril - El Gobierno del Estado apela a la responsabilidad de padres y madres, y les pide que cumplan "escrupulosamente" las recomendaciones

21.04.2020 | 14:33
Un niño con una mascarilla se asoma a la ventana de su casa .

A partir del próximo 26 de abril, los niños de hasta 14 años podrán salir de casa acompañados de un adulto pero exclusivamente a hacer la compra, a la farmacia, al banco u otra actividad que sea esencial, y siempre cumpliendo escrupulosamente las recomendaciones de higiene y de distancia.

Así lo ha anunciado la portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este martes. "Sabemos que es un alivio parcial. La mayoría de los niños han permanecido en sus domicilios, la probabilidad de que estén contagiados es realmente baja. Apelamos a la responsabilidad de los padres", ha añadido Montero.

El Ejecutivo ya permitía que los menores pudieran acompañar a los adultos a realizar actividades esenciales en aquellos hogares en lo que conviven un niño y un sólo adulto porque, de otro modo, el menor tendría que quedarse solo en el caso de que el adulto tuviera que salir a hacer la compra o a realizar alguna otra actividad esencial.

Montero ha precisado que la "prioridad" del Gobierno ahora es "evitar un hipotético retroceso en la lucha contra el virus". Además, ha precisado que, como los menores llevan cinco semanas confinados, la probabilidad de que tengan el coronavirus y puedan contagiarlo es "realmente baja".

"Esta decisión de aliviar el confinamiento de los menores se ha adoptado siguiendo las recomendaciones de expertos y haciendo una ponderación del riesgo-beneficio en el momento en que nos encontramos. La mayoría de los niños salvo excepciones concretas han permanecido en sus domicilios estas cinco semanas, la probabilidad de que estén contagiados o puedan transmitir el COVID-19 es realmente baja", ha asegurado la portavoz.

La propuesta que hace el Gobierno español y que va a trasladar al Congreso, es que esta salida de los menores sea "controlada", es decir, que vayan acompañados de un adulto y que se cumplan "escrupulosamente" todas las recomendaciones de higiene y distancia. "Apelamos a la responsabilidad de padres y madres, que la salida se realice garantizando su propia seguridad pero también la de los demás", ha subrayado la ministra, insistiendo que "no se están relajando las medidas de contención".

"Se trata de preservar que la salida de las personas que abandonan su domicilio estén tasadas, que sean por causas que ya estaban previamente delimitadas", ha expuesto la ministra.

Los supermercados "están muy controlados" 


La portavoz ha resaltado que los supermercados "están muy controlados" para que no haya aglomeración de personas y para que las entradas sean ordenadas y se guarden las distancias de seguridad: "Igualmente hay que hacer con los niños", ha dicho.

Ha negado que lo acordado por el Consejo de Ministros contradiga las palabras de Pedro Sánchez, cuando anunció el pasado sábado el alivio parcial del confinamiento de los niños.

"Quizás eso de respirar un poco mejor el aire fresco se refería, justamente, a la capacidad de poder abandonar sus domicilios personas que, como no van a trabajar y no tienen colegios, no han visto la luz" durante el confinamiento, ha dicho Montero.

La decisión de permitir a los menores acompañar a uno de sus progenitores, ha reiterado, se ha tomado siguiendo la recomendación de los expertos y "haciendo ponderación del riesgo y beneficio del momento que nos encontramos".

Sobre si tendrán que llevar o no mascarillas, la portavoz ha dicho que la evidencia científica pone de manifiesto que en los niños es menos eficiente, puesto que es complicado que no se toquen la cara o que las mantengan puestas, entre otras dificultades.

Montero ha matizado que si hay una persona que no convive habitualmente con el niño, "hay que evitar ese contacto efectivo y, por tanto, no producirlo".

La portavoz ha señalado que en los próximos días Sanidad y la vicepresidencia de Derechos Sociales van a elaborar un documento que trate de dar respuesta de forma "amena e intuitiva" a las preguntas más frecuentes sobre este asunto, que, sin embargo, no será un sustituto del "sentido común".

Además, ha señalado que la solicitud de prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo contempla, asimismo, que el Ministerio de Sanidad pueda dictar órdenes, instrucciones o guías acerca de las actividades y desplazamientos permitidos y que pueda ampliar o restringir territorialmente los lugares, establecimientos o actividades permitidos por el decreto de alarma.

Por ello, se va a hacer un proceso de desescalada "que puede ser distinto" en función de la evidencia científica y del seguimiento epidemiológico de cada territorio, regido por un sistema de marcadores que permitirá tomar decisiones en cada momento. 

Se está "dejando atrás" la fase más dura


Por otro lado, María Jesús Montero ha asegurado que, gracias al "enorme esfuerzo" de la sociedad se está empezando a "dejar atrás" la fase "más dura" de la pandemia del nuevo coronavirus y que ya se empieza a vislumbrar "un rayo de esperanza".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha recordado que se han pasado por semanas "difíciles" que han cambiado "drásticamente" la realidad social, económica, personal y familiar. "Nos movemos en un terreno inexplorado, sin certezas absolutas, pero los datos de nuestro país nos están permitiendo albergar un rayo de esperanza", ha dicho.

Así, la también ministra de Hacienda ha asegurado que cada día que pasa se está consiguiendo frenar, "algo más", la propagación del virus y mejorar la calidad asistencial de los hospitales, unidades de cuidados intensivos (UCIs), salvar vidas y reforzar la capacidad de respuestas.

"Somos un poco más fuertes y estamos mejor preparados", ha asegurado, para matizar que para poder avanzar hacia la fase de desescalada hay que lograr la "consolidación" de algunos de los logros alcanzados, ya que es una "carrera de fondo" donde cada paso que se da tiene que estar "muy medido y reflexionado". "Es tremendamente importante no bajar la guardia, mantener la distancia física y las medidas de higiene y prevención", ha sentenciado Montero.