17 de marzo, ¿día de san Patricio o día de la cerveza?

La festividad del patrón de Irlanda ha trascendido esta isla y se festeja en todo el mundo, pero la mayoría se acerca a los bares más deleitarse con unas pintas que por honrar al santo

16.03.2022 | 21:25
San Patricio, el día de Irlanda que se festeja en todo el mundo seas irlandés o no.

La simpatía que los irlandeses despiertan en la mayoría del mundo (algo tiene que ver su diáspora en Estados Unidos y cómo se les refleja en las películas) por su carácter abierto, festivo y fiel a sus raíces, unido a la fama que sus cervezas nacionales gozan entre los aficionados a este fermentado de la cebada han convertido el 17 de marzo, festividad de san Patricio en el santoral católico, en un jolgorio mundial protagonizado por la cerveza.

Pero, ¿de dónde viene esta relación entre quien llevó el cristianismo a la Irlanda de los druidas y la cerveza?

Cuenta la tradición que en el siglo IV dC, el joven de 16 años Patricius Magonus Surcatus, hijo de un recaudador de impuestos romano y diácono cristiano fuera de horario laboral, fue secuestrado por piratas de Hibernia, la actual Irlanda, en una incursión que estos hicieron cerca del Muro de Adriano que separaba la Britania romana de los pueblos pictos de Caledonia (Inglaterra de Escocia).

Representación de san Patricio en una vidriera. Foto: Neyhob

Trasladado a la Isla Esmeralda, pasó seis años prisionero y esclavo de quienes le capturaron. Allí, además de aprender el idioma local, el gaélico, y las costumbres de sus amos, aprendió las técnicas de elaboración de las cervezas de esa tierra, además de aficionarse a ella.

Patricius logró escapar y llegar a la Galia, donde se ordenó sacerdote. Allí tuvo un sueño en el que según explicó, los habitantes de Hibernia le pedían que regresara. Siguiendo esta visión, decidió volver a esta tierra para predicar el Evangelio y lograr conversiones entre los paganos.

Para evitar que los druidas y los reticentes a nuevas ideas pusieran dificultades muy definitivas, aprovechó sus conocimientos sobre la elaboración de la cerveza y en colaboración con un cervecero local llamado Mescan, logró ser aceptado y escuchado. Su habilidad para convertir en sagrados pozos de agua y arroyos varios, que lo mismo servían para bautizar nuevos cristianos como para producir cerveza, le granjeó mucha popularidad.

Este carácter sagrado de los puntos de agua logró que permaneciera limpios, protegidos por la población local, y que en sus inmediaciones se fundaran monasterios que funcionaron como las primeras cerveceras.

Pero además de los milagros que se le atribuyen, como el de la total expulsión de la isla de todas las serpientes o el que evitó su muerte al bendecir una jarra de cerveza que contenía veneno y al ser servida la bebida, únicamente cayó el veneno quedando la cerveza purificada pudiendo brindar con ella sin peligro, también se le adjudica que inspirara la leyes que desde entonces rigen la producción de la cerveza dentro del derecho tradicional irlandés, la llamada Ley Patricio.

El 17 de marzo se considera la fecha de su muerte y por ello es su festividad. Dado que este día cae en plena Cuaresma, periodo de penitencia y purificación antes de Semana Santa, la tradición irlandesa lo libera de restricciones por lo que la cerveza, prohibida el resto de días, corre en honor al santo patrón irlandés.

De esta forma quedó sellado de forma indisoluble el binomio san Patricio-cerveza irlandesa.

Y cuando la festividad se ha extendido a todo el mundo gracias al emigración irlandesa, los bares de todo el mundo se visten de verde y se decoran con tréboles, símbolo de Irlanda. Algo que también se debe al santo irlandés de adopción. Utilizó esta planta de tres hojas para explicar a su manera el misterio de la Santísima Trinidad.

De hecho, los irlandeses de Irlanda depositan un trébol en su copa para atraer la buena suerte y homenaje al santo. Los irlandeses de Estados Unidos, quizá llenos de nostalgia, son los que dieron el salto de una humilde hierba a un mundo de color verde y desfiles por las calles. Incluso ofrecen cerveza de color verde para tan señalado festejo.

La cerveza verde es un icono más de las celebraciones de san Patricio. Foto: Freepik

Esta variante fue creada en 1914 por un médico de origen irlandés en Estados Unidos, que añadió a la cerveza una gota de tinte azul que al mezclarse con el dorado típico logra el verde.

Y los millones de irlandeses postizos que se unen a la celebración mejoran las cuentas de resultados de las grandes cerveceras irlandesas pero en su mayoría ignora cual es la relación entre los protagonistas del día.

noticias de noticiasdenavarra